No sólo en su día, “Los niños andan diciendo”

“La maestra no va a venir por unos días se va Londres, al Real y al Barsa” puede ser una tierna excusa para un faltazo al jardín, es una de las frases que integran un perfil -con casi 250 mil seguidores- que nos invita a través de las redes a recorrer el precioso universo de los más pequeños. El Sur también existe entrevistó a su creadora, la docente Maia Eidelstein.

Maia Eidelstein tiene 32 años es docente de nivel inicial en la ciudad de Buenos Aires y desde hace 4 años edita en redes (Facebook e Instagram) el perfil “Los Niños andan diciendo” un espacio que recopila: frases, ideas, reflexiones, preguntas y sobre todo ocurrencias de los más pequeños en un formato que nos invita sonreír, a pensar y a repensarnos en nuestro rol como adultos y en la mirada que tenemos sobre el niño que fuimos.

El Sur también existe converso con la impulsora de la iniciativa quien desde una sala de jardín hace muchos años-simplemente con un cuadernito- comenzó a soñar y esbozar este sitio que hoy muchos disfrutamos.

¿Cómo nace el proyecto?

Soy docente, maestra jardinera desde hace ya casi 14 años. Yo anotaba las frases de mis alumnos en un cuadernito, hasta que un día me dije ¿Por qué no compartirlas con el resto si casi todos seguramente se sorprenderían tanto como yo? Fue entonces que abrí una cuenta de Facebook y de manera muy casera comencé a compartir las frases. Enseguida la gente se empezó a entusiasmar y a compartir la palabra de sus hijos y sobrinos.

¿Qué recordás de esos primeros apuntes, que te llevo a decir esto no puede quedar tan sólo en un cuaderno y partir de esto cómo fue mutando de un mero registro hasta casi convertirse en un espacio colaborativo?

Nunca imaginé que sería algo tan masivo, al principio subía las frases sólo para que quede un registro para mí, luego a la gente le gusto. Percibí que para los seguidores era una página linda porque les sacaba una sonrisa o les causaba ternura. Después me paso que mis amigos me empezaron a mandar también las frases de sus hijos y empecé a recibir mensajes de la gente que me pedía que por favor publique el mensaje de sus hijos.

¿Qué representa para vos poder desarrollar esta tarea? ¿Cómo fuiste encontrando el rol de editora?

¡Es superdisfrutable! (sic) Siempre digo que si no editara la página, la seguiría porque realmente me gusta. Trabajo en dos escuelas y esto lo hago como un hobby, en mis tiempos libres. Pasa mucho que subo una frase y enseguida la gente empieza a comentar que le paso lo mismo o que sus hijos dijeron algo parecido o me llega un mensaje de una familia a la cual la publicación le recordó algo dicho por sus hijos.

Como lectores vemos las frases ya publicadas, pero ¿Cómo se desarrolla la previa, la comunicación con la familia, el acceso al contexto que rodea al posteo?

Cada frase que aparece en la cuenta esta acompañada por el nombre de quien la dijo, su edad y el contexto.  Aunque a veces pasa que me mandan una frase con todo el contexto dado y es difícil de explicar en una oración, por lo cual comparto un fragmento y el resto como un comentario en el post. En la sala –con mis alumnos- también me pasa que hay cosas que puedo registrar, otras que no y otras que resulta difícil contárselas a los demás.

Apelando a tu experiencia como docente y en el marco de esta tarea que desarrollás ¿Que temas crees que son de interés para los chicos?

Creo que hay un poco de todo: Primero las frases simpáticas que surgen cuando empiezan a a hablar, luego -a medida que van creciendo- sus análisis, pensamientos y preguntas que nos sorprenden y casi nos dejan sin palabras. Encuentro muchas frases relacionadas con el juego o la falta del mismo, del tipo “Hoy no tuve tiempo de jugar” o aparece el deseo de no ir al jardín y las excusas que ponen para no hacerlo. También el vínculo con sus amigos o las ganas de dormir con sus papas se constituyen como temas –entre otros-que dan lugar a sus frases.  Me parece interesante que el público acceder a leerlo porque quizás hay gente que no tiene contacto con niños en el día a día y se sorprende. Muchas veces recibo comentarios del tipo “Esa frase no puede ser verdad” –ríe-

Pensando en este escepticismo que marcás por parte de los adultos ¿Cuál crees que es la mirada que tienen los pequeños sobre los mayores? 

Los chicos tienen una bondad, una ingenuidad y una confianza que –lamentablemente- cuando crecemos vamos perdiendo y ellos ven todo con otros ojos, se sorprenden, disfrutan, creen. Considero que, si alguien los escucha, juega con ellos y los mira, ellos son puro amor y corazón. Depende del entorno de cada uno. Creo que los nenes ven las cosas de acuerdo conforme al reflejo de los adultos que los rodean. Ellos ven, escuchan y repiten todo y nosotros debemos comprender que si bien son chiquitos entienden todo. Hay algunas frases muy graciosas que se me vienen a la cabeza que hablan sobre su deseo de jugar y dice que si no juegan se convierten en adultos y eso es aburrido.

Hoy en los diferentes niveles educativos se trabaja por la inclusión de la ESI (Educación Sexual Integrada) ¿Cómo observas que aparece el tema género en sus frases?

Tenemos que aprender que no hay un doble sentido en lo que ellos hacen o no hay “un más allá”. Cuando un nene de dos o tres años se pone un vestido, está jugando a dramatizar y es eso o mismo si una nena quiere jugar al futbol porque le divierte jugar con la pelota al futbol es eso. Creo que hay cosas que como adultos nos hacen ruido porque son construcciones sociales que fuimos aprendiendo con el tiempo y las épocas van cambiando. Hay tomarse las cosas con mayor naturalidad como hacen ellos. Inevitablemente ellos también van aprendiendo cosas porque aun en la actualidad tengo alumnos que piensan que el rosa es de nena o que no quieren jugar con ellas al futbol. Hay un punto en el que la realidad nos excede.

¿Y este escenario modifica también las prácticas docentes?

Si hay cosas que van cambiando y que antes nos parecían naturales y ahora nos hacen ruido. Como enseñanza de los más chicos debemos no rebuscárnoslas en algo que puede llegar a ser simplemente lo que hacen es lo que hacen y si juegan algo es porque les gusto. Ellos son puros y no hay mucha vuelta.

¿En qué punto crees que el mensaje de los chicos nos llega, nos interpela y nos cuestiona?

Ellos registran cosas que tomamos como naturales, por ejemplo, estar mirando el celular mientras contamos un cuento y nos dicen” No uses el teléfono” y ahí vemos cuánta razón tienen. O esto de decir algo sobre un dibujo, nosotros podemos pensar que está bien o está mal y viene un nene que te dice “Cada uno dibuja como quiere” son cosas sencillas que –creo-que nos dejan pensando.

Y ante esto ¿Cuál crees que es la mirada que los niños tienen sobre ellos mismos y -en este sentido-cuál es el aporte que puede hacer “Los Niños andan diciendo”?

Para mi esta bueno que sepan que hay un espacio en el que tiene lugar lo que ellos expresan. Esta bueno rescatar la escucha y valorar lo que dicen por eso el nombre del proyecto. Es compartir lo que preguntan y lo que reflexionan en voz alta. Invito a todos que puedan abrir sus oídos en todo momento y así puedan registrar aquello que los chicos nos manifiestan.  

Por último, entre las más de 900 frases publicadas ¿Cuáles son tus favoritas o aquellas que te acompañan siempre?

Tengo muy presente “Los colores son de todos” porque la repiten y comparten. Otra que rescato que es muy simple, aunque muy significativa es “Mamá..eh digo Maia” que habla del rol y la importancia que tiene un docente en la vida de los chicos, a mí me causa mucha ternura, la escucho seguido y me marcó mucho, por la posibilidad que representa generar como maestra ese amor que sienten por alguien tan cercano. Nos enseñan mucho “Porque no la pasamos bomba y listo” es una frase que intento tener presente cuando uno se hace problema por tantas cosas resulta que es tan simple como intentar mirar con ojos de chicos pasarla bien y disfrutar.  

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter