La historia del punto de encuentro donde late el pueblo

Locales 17 de agosto de 2021 Por Redacción
A 171 años del Aniversario de la muerte del general José de San Martín, los secretos detrás de la monumental obra homenaje en el centro de la plaza que evoca su figura. Te contamos el porque de la misma tal como la conocemos, su composición, el intento por reubicarla y otros datos poco conocidos.
227943801_366599725012227_7505337397652955126_n.jpg?_nc_cat=109&ccb=1-5&_nc_sid=8bfeb9&_nc_ohc=tuK62

Este martes 17 de Agosto se conmemora en nuestro país un nuevo aniversario del fallecimiento del general José de San Martín, considerado Padre de la Patria, por su incansable lucha para lograr la independencia de los pueblos de América. 

Nacido en Yapeyú, Corrientes, cumpliría hoy 171 años de existencia. Murió en su casa de Boulogne-sur-Mer, en Francia, donde vivió sus últimos años en compañía de su hija Mercedes y sus nietas.

Infinidad de calles y espacios públicos a lo largo del país llevan su nombre y nuestra ciudad no es la excepción, con una plaza y la arteria principal en homenaje a su comprometida figura.

En la Plaza San Martín, ubicada en el corazón del pueblo, frente al edificio Municipal, se levanta el Monumento al libertador, lugar obligado para festejos y acontecimientos de relieve, donde se congregan vecinos y vecinas amalgamando identidad y pertenencia.

thumann_71

Claro para conocer su historia hay que remontarse a la entonces aldea de montaña, con apenas unos pocos colonos que se aventuraban a tierras indómitas donde el frío impiadoso calaba los huesos.

Fue el 1 de abril de 1934 cuando se creó una Comisión Pro-Monumento al General San Martín que 16 años después, en 1950, sería emplazada en el centro de la plaza, al cumplirse el centenario del fallecimiento del prócer.

Lo llamativo es que el proyecto original contemplaba contar con esculturas similares en cada uno de los parques nacionales de la Patagonia, cosa que no sucedería quedando solo esta.

La escultura en bronce original, muestra a un San Martín montado en un caballo criollo, en actitud serena, con un poncho cubriendo su uniforme militar, al estilo de los jinetes cuyanos.

La elección fue fruto de la idea de Carlos Lozada, entonces intendente del Parque Nacional Lanín, que en un video documental de 2004 daría a conocer los motivos de la decisión. "Queríamos romper aquella imagen del héroe apuntando hacia el oeste en actitud de avance. Queríamos un San Martín más cercano al penoso cruce de la cordillera", comentaría sobre la idea primigenia.

227894872_366599768345556_6557996619365609351_n.jpg?_nc_cat=103&ccb=1-5&_nc_sid=8bfeb9&_nc_ohc=UhbgU

La obra pertenece al escultor argentino Santiago de Chierico, cuya firma está en la base de la misma, Cuenta con la dirección de Enrique Amadeo Artayeta, director del museo Francisco Perito Moreno, de Bariloche, y financiación de la Administración de Parques Nacionales y Turismo. 

El rústico pedestal del monumento es parte integral de la obra, ya que representa las altas cumbres de la cordillera. Posee piedras características del período arquitectónico de Parques Nacionales y fueron colocadas por Severino Laurini “Chelforo”.

En 2010, durante las obras de reacondicionamiento de la plaza, se consideró cambiar de sitio el monumento para dejar despejado el centro del solado. Sin embargo, esta propuesta no obtuvo consenso.

Te puede interesar