Alarmante comunicado de Salud: "La capacidad de internación en la provincia alcanzó su límite máximo"

Provinciales 13 de mayo de 2021 Por Redacción
El texto difundido hace instantes señala que Neuquén atraviesa un momento "crucial" de la pandemia. El documento advierte que actualmente 54 pacientes esperan una cama para internarse: 18 en terapia intensiva, 16 en intermedia y 20 para sala general. Además agrega que bajó la edad promedio de internación en UTI.
hospital-1-1

A través de un extenso comunicado, el Ministerio de Salud de la Provincia dio a conocer -hace instantes- la critica situación que atraviesa Neuquén a raíz de una mayor propagación viral, con la circulación de nuevas cepas altamente infecciosas, lo que redunda en un colapso del sistema de salud.

El documento lleva la firma de la ministra de Salud, Andrea Peve, referentes de las distintas Zonas Sanitarias y autoridades del sector público-privado.

A partir de una serie de indicadores, el texto pone de relieve el alarmante crecimiento de la curva de contagios que se acerca a su peor pico histórico, que data del mes de octubre.

Por eso, es que exhortan a la población tomar conciencia y extremar las medidas preventivas para mitigar los efectos de la segunda ola ya que confiesan "estamos en un momento crucial" de la pandemia.

"Actualmente, la capacidad de internación en la provincia alcanzó su límite máximo y 54 pacientes se encuentran esperando una cama para internarse: 18 que requieren una cama en terapia intensiva, 16 para terapia intermedia y 20 para sala general" detalla el comunicado.

Asimismo, agrega luego "se constata una disminución en la edad promedio de internados en UCI —siendo en el día de ayer de 54,8 años— y una tendencia al aumento de severidad en la presentación clínica".

No obstante, y pese al actual escenario, la campaña de vacunación es vista como una señal positiva para disminuir el impacto negativo del avance del Coronavirus.

A continuación, el texto completo:

Desde el Sistema de Salud de la provincia del Neuquén, tanto el subsector público como privado, queremos expresar nuestra preocupación respecto de la alarmante situación epidemiológica actual y hacer un llamado a la comunidad para que extreme el cumplimiento de las medidas de prevención: higiene de manos, distanciamiento, uso de barbijo, ventilación de ambientes.

A diferencia del año pasado, y en consonancia con lo que sucede en el resto del país y en el mundo, se evidencia una rápida aceleración en el nivel de impacto de la segunda ola de contagios y los requerimientos de asistencia y de internación son y serán aún mayores que en 2020. En nuestra provincia, esto ya se refleja en la cantidad de derivaciones que realizó el Centro Coordinador de Camas que, en sólo 10 días, del 2 al 12 de mayo, efectuó más
derivaciones de pacientes Covid que en todo el mes de abril.

Ayer, la provincia registró un total de 5.192 casos activos, de los cuales 718 fueron confirmados sólo del día. Esta cantidad de casos diarios superó el pico registrado en enero y está muy próximo al pico de octubre de 2020, momento en el que la provincia transitó su etapa más crítica respecto de la pandemia de COVID–19.

En el día de la fecha, los indicadores que propone el Ministerio de Salud de la Nación para valorar la situación epidemiológica, “razón” e “incidencia”, son para nuestra provincia de 1,84 y 982 respectivamente, valores que indican que se registra un alto nivel de transmisión viral, lo que nos pone en situación de alto riesgo epidemiológico.

En este contexto, también cabe mencionar la reciente detección de la circulación de nuevas cepas (Manaos y Reino Unido) y es importante señalar que la alta circulación viral se da en la mayoría de los departamentos de la provincia. Todo ello atenta contra la capacidad que tiene el Sistema de Salud para responder a una segunda ola, etapa que además atravesamos con más cansancio dentro del personal de salud.

Actualmente, la capacidad de internación en la provincia alcanzó su límite máximo y 54 pacientes se encuentran esperando una cama para internarse: 18 que requieren una cama en terapia intensiva, 16 para terapia intermedia y 20 para sala general. Asimismo, se constata una disminución en la edad promedio de internados en UCI —siendo en el día de ayer de 54,8 años— y una tendencia al aumento de severidad en la presentación clínica.

Pero este recuento de datos, doloroso y objetivo, no da total cuenta de las tragedias cotidianas y particulares que como comunidad vivimos en estos momentos. ¿Quién de nosotros no tiene entre sus afectos a alguien que se contagió, que se enfermó, que estuvo más grave de lo que pensaron que estaría? ¿Cuántos hemos tenido ya que despedir a un ser querido? ¿Cuántas secuelas, por Covid pero también por lo que el Covid no permite tratar,
enfrentaremos en el futuro? 

Si bien el avance de la campaña de vacunación COVID-19 nos da la esperanza de lograr un impacto sanitario, esto no significa que las personas vacunadas estén eximidas de contagiarse y, por ende, de seguir cuidándose. Es necesario que se tomen medidas tendientes a disminuir la circulación viral en todo el territorio provincial.

Estamos en un momento crucial. Los equipos de salud han dado todo de sí, y aún más. Como comunidad, la pandemia nos exige adaptarnos a modos desconocidos de vivir y relacionarnos, hoy necesitamos renovar el compromiso de todos y todas para seguir cuidándonos y cuidar a los demás, porque ninguna cama de terapia intensiva asegura la curación de un cuadro clínico de COVID-19 y el verdadero desafío está en que, teniendo la
posibilidad de la prevención, nadie necesite ingresar a una.

Te puede interesar