El AMBA se cierra de noche y suspende las clases presenciales

Argentina 14 de abril de 2021 Por Redacción
En virtud del aumento de la curva de contagios y la saturación del sistema de salud, el presidente Alberto Fernández dispuso nuevas restricciones para el Área Metropolitana de Buenos Aires. Además pidió que acompañen a gobernadores e intendentes.

Ya recuperado de Covid, el presidente Alberto Fernández dispuso nuevas medidas en virtud del aumento sostenido de casos de la última semana, apenas iniciada la segunda ola de Coronavirus.

En un mensaje grabado desde su despacho, el mandatario amplió las restricciones para el AMBA al tiempo que invitó a gobernadores e intendentes a acompañar las nuevas medidas.

En ese sentido, decidió el cierre nocturno entre las 20 y las 6 de la mañana, franja horaria en la que no se podrá circular. Cabe recordar que al momento la restricción era entre las 23 y las 6.

Del mismo modo, a partir del próximo lunes, resolvió suspender las clases presenciales en los tres niveles educativos, aunque las mismas continuarán de manera virtual.

En tanto, dio respiro al comercio que se mantendrá abierto de 9 a 19 horas; mientras que bares y restaurantes podrán funcionar bajo la modalidad de delivery después de las 7 de la tarde.

Asimismo se suspenden actividades recreativas en lugares cerrados, por el riesgo que ello implica.

Todas estas medidas entran en vigencia a partir del 16 de abril y se mantendrán hasta el 30 del corriente mes.

De esta forma, el Gobierno busca mitigar el avance del virus en un momento donde el sistema se encuentra al borde del colapso.

"El virus nos está atacando y lejos está de ceder. Por eso, hoy preferí hablarles nuevamente y tomar medidas” dijo el Jefe de Estado en el arranque de su mensaje.

"Las vacunas están siendo acaparadas por un número muy reducido de países y nosotros estamos entre esos países que tienen cierto privilegio de poder seguir accediendo a vacunas para su pueblo” destacó luego.

"Para que podamos seguir adelante con la vacunación, necesitamos restringir los encuentros sociales. El cuidado individual es central, no solo para que no nos contagiemos nosotros, sino para no contagiar al otro” advirtió a modo preventivo.

"Buscamos evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y, de ese modo, ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva utilizadas para otras patologías vuelvan a reservarse para la atención del covid” señaló el primer mandatario.

”He tomado una serie de decisiones que vamos a aplicar exclusivamente en el AMBA porque es aquí donde la velocidad de contagio y las necesidades de atención médica son mayores”, precisó.

Cebe señalar, que en 2020, las camas UTI pasaron de 8.521 a 12.501, lo que representó un incremento del 47% de la capacidad del sistema para absorber la demanda de cuidados intensivos. Sin embargo, tal como manifestó esta mañana la ministra de salud, Carla Vizzotti, la situación es "crítica".

Te puede interesar