Confirman que la vacuna de Oxford genera respuesta inmune

Mundo 21 de julio de 2020 Por Redacción
"Vimos la respuesta inmune más fuerte en los 10 participantes que recibieron dos dosis" explicó Andrew Pollard, investigador de la Universidad de Oxford. Argentina está interesada en formar parte de los ensayos clínicos a nivel mundial.
vacuna-covid-19

La Universidad de Oxford avanza en el desarrollo de la vacuna contra el Covid-19 luego de informar -en la revista médica The Lancet- que el tratamiento fue probado en más de mil voluntarios con buenos resultados dentro de los primeros catorce días desde su aplicación, logrando el ataque de los glóbulos blancos  a las celular infectadas, generando así respuesta inmune a partir de la creación de anticuerpos.

"Sabemos que hay respuesta inmune a la vacuna, y es el tipo de respuesta que estamos buscando" aseguró  Sarah Gilberet, investigadora de la Universidad de Oxford.

"No sabemos que tan grande debe ser esa respuesta inmune, y puede ser que una respuesta de nivel bajo pueda proteger completamente contra la vacuna contra el coronavirus, y eso significará que va a ser fácil desarrollar una vacuna contra ella" agregó.

Sin embargo aclaró que esto "también puede significar que tenemos que tener una respuesta realmente fuerte contra el Covid, y tenemos que dar más de una dosis. Y deben ser dosis grandes para obtener una respuesta fuerte"

Los ensayos realizados en fase 1 y 2 abarcan a 1.077 personas quienes tuvieron reacción favorable en las celular infectadas. La prueba, en esta etapa, tiene como objetivo además de corroborar la efectividad de la droga evaluar sus consecuencias.

En ese aspecto -informaron- la vacuna basada en un vector de adenovirus recombinante no tuvo ninguna reacción inesperada, con un perfil de seguridad similar al de las vacunas anteriores de este tipo que sólo causó pocos efectos secundarios que desaparecieron cuando se les suministró paracetamol a los pacientes.

"Vimos la respuesta inmune más fuerte en los 10 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que esta podría ser una buena estrategia para la vacunación", explicó Andrew Pollard, investigador jefe del Ensayo de Vacunas de la Universidad de Oxford.

"Aunque queda mucho por hacer, los datos actuales aumentan nuestra confianza en que la vacuna funcionará y nos permiten continuar con nuestros planes de fabricar la vacuna a escala para un acceso amplio y equitativo en todo el mundo", agregó.

Ya probada la inmunidad, la siguiente etapa de investigación será confirmar que puede proteger eficazmente contra la infección del SARS-CoV-2.

Mientras tanto, el ministro de Salud, Ginés González García se reunión ayer con la farmaceutica Astra Zeneca, que desarrolla esta vacuna en conjunto con la Universidad de Oxford. Allí les transmitió estar interesado en que Argentina forme parte del estudio, tal lo hiciera Pfizer que eligió a nuestro país como una de los bancos de prueba de la vacuna.

González García planteó que “es la voluntad de Argentina ser parte de los ensayos clínicos y que haya transferencia de tecnología, como así también garantizar el acceso rápido y equitativo a la potencial vacuna, priorizando a las poblaciones de riesgo y en el caso de que se apruebe la vacuna, buscar soluciones conjuntas para favorecer el acceso y suministro”.

Te puede interesar