Corrientes: Guacamayos rojos vuelven a surcar los cielos después de más de un siglo

Argentina 14 de marzo de 2021 Por Redacción
Consideradas extintas, estas aves habían sido vistas por últimas vez en 1850. Gracias a un programa de reintroducción hoy son cerca de 20 los ejemplares presentes en el Parque Nacional Iberá. Incluso dos ellos nacieron en vida silvestre.
Guacamayo-Rojo-Matias-Rebak-1

Los bellos guacamayos rojos volvieron a desplegar sus alas remontando los cielos correntinos del Parque Nacional Iberá gracias a un programa impulsado conjuntamente por la Fundación Rewilding Argentina y el Gobierno de Corrientes.

Después de un intenso trabajo, cerca de veinte ejemplares fueron reintroducidos a su hábitat y hoy ya forman parte de la fauna argentina después de 170 años, en los que se los consideró extintos.

Estas aves arribaron al Centro de Conservación de Fauna Silvestre Aguará desde el bioparque bonaerense Temaiken, del Ecoparque porteño y algunos tras estar en cautiverio. Por ese motivo, hubo que modificar sus dietas y entrenarlos para que desarrollen su capacidad de vuelo y resistencia en pos de conseguir se adapten a la nueva vida.

Una vez liberados se los monitorea a través de collares donde se puede apreciar su conducta y trayectoria. Incluso se realizan observaciones en recorridos a pie, caballo o  avioneta.

"Los registros sostienen que los guacamayos rojos fueron vistos por última vez, antes de extinguirse, allá por 1850" confió a Télam Talía Zamboni,  bióloga  de Rewilding Argentina.

"Desaparecieron porque muchos tomaron a la especie como mascota, también sufrieron persecución por el tráfico de plumas y otro factor fue la tala de árboles, porque habitan zonas boscosas y fueron perdiendo territorio y desapareciendo", explicó.

Asimismo precisó que "son 17 los guacamayos que vuelan libres, dos de ellos una pareja de pichones "Tuco" y "Puré", que nacieron en libertad y andan por la zona de reserva, junto a sus padres". Todos ellos habitan los bosques a orillas del Paraná. 

Otra gran noticia, es que luego de la reintroducción dos aves nacieron en vida silvestre, lo que permite pensar en que aumente el número de ejemplares, uno de los objetivos del programa.

Te puede interesar