Tierra del Fuego repudió ejercicios militares del Reino Unido en Malvinas

Argentina 18 de julio de 2020 Por Redacción
Gustavo Melella, gobernador de la provincia más austral del país, señaló que la acción "constituye una provocación regional que representa una amenaza a la seguridad internacional" . También Cancillería emitió un comunicando rechazando este tipo de maniobras.
HMS-Forth

El Gobierno argentino repudió los ejercicios militares que el Reino Unido llevó adelante durante este mes en las Islas Malvinas, a través de un comunicado emitido por Cancillería, por considerar se trata de una demostración de fuerza innecesaria en un territorio pacífico que lejos está de cualquier  conflicto, y sobre el que pesa -además- un histórico reclamo de soberanía.

De las maniobras en el archipiélago intervinieron el buque patrullero HMS Forth, la Compañía de infantería británica  A y la aeronave A400M junto a los Typhoons de la 1435 Flight de la RAF, que forman parte del despliegue militar de ocupación ilegal.

El Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, aseguró que los mismos"violan todas las recomendaciones aprobadas por las Naciones Unidas y por los acuerdos de los países con costas en el Atlántico Sur. En ese aspecto, señaló que  "Argentina reitera el llamado al Reino Unido a no realizar acciones militares en la región y a retomar las negociaciones diplomáticas por la soberanía en las islas en las condiciones que establece la resolución 2065 de la ONU".

Por su parte, el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, se dirigió al embajador británico Mark Kent, a través de su cuenta de Twitter, manifestandole también su repudio por el accionar militar,  exigiendo el cese de las acciones.

"Quiero expresarle que el Pueblo y Gobierno de mi Provincia rechazan de manera contundente la realización de estos ejercicios dentro de su territorio, el cual tiene una parte ocupada ilegalmente por el Estado que Usted representa" , dijo el mandatario provincial.

Y agregó: "Estas acciones de carácter unilateral y con un trasfondo eminentemente bélico, no solamente afectan las relaciones bilaterales de nuestros Estados,sino que se constituye en una provocación regional, representado una amenaza a la seguridad internacional en un continente eminentemente pacífico y violando flagrantemente la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur."

Por último, quien también se refirió al tema fue el canciller Felipe Sola quien expresó que el Gobierno "tiene un espíritu malvinizador. Sin ningún militarismo defendemos lo nacional y la memoria de los argentinos caídos en las islas. Anulamos el acuerdo Foradori-Duncan porque la cuestión de la soberanía se dejaba a un costado, como si fuera vergonzante."

Cabe señalar que la presencia militar contradice también la resolución 41/11 de la Asamblea General (Zona de Paz y Cooperación en el Atlántico Sur) que, entre otras disposiciones, exhorta a los estados de todas las demás regiones, en especial a los estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente la región del Atlántico Sur como zona de paz y cooperación, en particular mediante la reducción y eventual eliminación de su presencia militar en dicha región.

Te puede interesar