Brigadistas del Lanín combaten el fuego en El Bolsón

Regionales 05 de febrero de 2021 Por Redacción
Son los ocho los efectivos de Aluminé y Junín de los Andes que continúan haciendo frente al incendio que ya lleva doce días y cuantiosas pérdidas de bosque nativo.
146640853_1840002762829651_4331657756690215911_o.jpg?_nc_cat=107&ccb=2&_nc_sid=730e14&_nc_ohc=54TQhk

Brigadistas del Parque Nacional Lanín participan del operativo para controlar las llamas en la ciudad rionegrina de El Bolsón, que lleva ya 12 días de intenso combate, tras desatarse el pasado domingo 24 de enero en la zona conocida como Cuesta del Ternero.

En total son ocho los agentes que trabajan por aire y tierra para intentar contener el incendio que ya consumió más de 8 mil hectáreas. Del operativo participan un total de 180 brigadistas con apoyo de 3 aviones hidrantes y 3 helicópteros. 

El equipo del ICE Lanín a cargo de Javier Curruhuinca está integrado por Cristian Foser, Cristian Mansilla, Nicolas Contreras, Yair Epulef, Joaquin Bicheer (Subcentral Junin de los Andes), Martin Jara y Arian Gatica (Subcentral Alumine). 

Actualmente se trabaja sobre un sector de riesgo por el avance de las llamas que se aproximan a zonas pobladas, poniendo en riesgo las viviendas.

El Director Nacional del Servicio Nacional del manejo del Fuego, Alberto Seufferheld  explicó que el incendio “es irregular y funciona como varios incendios a la vez”

Según los expertos, el trabajo apunta a preservar en primer lugar las zonas habitadas pero las condiciones meteorológicas no son ni serán favorables al menos por otra semana, en virtud de las elevadas temperaturas por encima de los 30 grados. Las poblaciones en riesgo, son la del Barrio Unión y la Rinconada Nahuelpán.

“Hay días que son mejores para medios aéreos o terrestres por lo que va variando la estrategia de acuerdo a las condiciones de la jornada. A lo largo del país Norte y Sur se van pasando combatientes de acuerdo a los incendios pero sin descuidar ningún punto de riesgo”, explicó Seufferheld.

Sin embargo, comentó que la falta de precipitaciones hace imposible hablar de control en los próximos días. “Crece la temperatura, baja la humedad y el ascenso de vientos da por tierra con el trabajo de todos los días en el terreno”.

El siniestro que se habría originado por un asado mal apagado en una región interfase urbano forestal ubicada al Norte de El Bolsón, devino en un ecocidio de gran magnitud.

Te puede interesar