De aldea a ciudad: La historia y vida de la bella San Martín que hoy cumple años

Locales 04 de febrero de 2021 Por Redacción
La ciudad fundada por el por el teniente coronel, Celestino Pérez, celebra hoy su 123° Aniversario.
146173163_247770486895152_1667684178787154144_o.jpg?_nc_cat=104&ccb=2&_nc_sid=8bfeb9&_nc_ohc=E-CokYT

Era un 4 de febrero de 1898 cuando nacía San Martín de los Andes, una de las gemas cordilleranas que esconde sus encantos entre montañas, lagos y ríos. La ciudad, que hoy cumple 123 años, fue fundada a las 11.50 de la mañana por el teniente coronel Celestino Pérez, en el marco de un acuerdo entre su superior, el general Rudecindo Roca, y el cacique Abel Curruhuinca, con el objetivo de asegurar la soberanía nacional en la región.

Una aldea que comenzó a fortalecer sus cimientos a través de la industria maderera y ganadera, para luego, a partir de 1970, desarrollarse como uno de los centros turísticos nacionales más importantes del país que cuenta hoy cuenta con más de 40 mil habitantes.

Un pueblo que creció a base de trabajo, que aprendió de los pueblos originarios el incansable amor por la tierra. Una comunidad que supo lo que es la economía de autoabastecimiento, el trabajo de huerta, de molinos harineros, de barcazas cargadas de troncos, de travesías épicas para contar con todo lo necesario durante los crudos inviernos.

134057180_2499819036977443_7759180490098692426_n.jpg?_nc_cat=108&ccb=2&_nc_sid=8bfeb9&_nc_ohc=FVbi-E

Nacida como un destacamento militar, los primeros civiles fueron prestadores de servicios del Ejército; mientras que inmigrantes sirios libaneses establecieron los primeros comercios locales. El entorno boscoso permitió a colonos holandeses desarrollar grandes aserraderos, al tiempo que en el valle de la Vega, la agricultura y la ganadería eran desarrolladas por suizos, franceses, italianos, alemanes y otros europeos.

La mayoría de los pioneros llegó a la zona vía Chile, debido a las malas condiciones de comunicación que existían con el resto de Argentina. También por ésta razón se veían obligados a autoabastecerse, cultivar la huerta, árboles frutales y criar animales.

Los densos bosques generaron la materia prima para la industria maderera, principal actividad económica de la región. Existían sobre la cuenca del Lago Lácar más de 30 aserraderos, que trasladaban a la ciudad sus productos en enormes barcazas que atracaban en la playa ubicada en el sector conocido hoy como Costanera.

En 1937 se creó el Parque Nacional Lanín, con el fin de preservar las especies autóctonas, asegurando así el aprovechamiento del recurso a futuras generaciones. Es así como se restringe casi por completo la industria maderera, planteándose la necesidad de crear una nueva actividad económica. La Administración de Parques Nacionales comienza entonces a promover el Turismo en la región. Se dota a la zona de los servicios necesarios para recibir al turista. Se levantan hospitales, se abren caminos, se fundan escuelas, se incentiva la construcción de alojamientos, y se promociona el turismo de verano, con los atractivos naturales como primera motivación.

Con 123 años de vida San Martín hoy dejó de ser aquella aldea de montaña para convertirse en una pujante localidad turística que, año a año, recibe visitantes de argentina y el mundo quienes sorprendidos por las bondades del paisaje prometen regresar y animan a otros a hacerlo. 

118042838_2388839374742077_5527856415517026693_n.jpg?_nc_cat=107&ccb=2&_nc_sid=8bfeb9&_nc_ohc=Ka5Vck

Te puede interesar