Neuquén entre las tres provincias más afectadas por el cierre de negocios

Provinciales 27 de diciembre de 2020 Por Redacción
Según un informe de la CAME. Por región, la Patagonia fue la que mas sufrió la pandemia de coronavirus. A nivel país cerraron -en promedio- nueve locales comerciales por cuadra.
99242772_2324296624529686_3044551073156038656_n.jpg?_nc_cat=100&cb=846ca55b-ee17756f&ccb=2&_nc_sid=8

Sin dudas, la pandemia trajo un escenario imprevisto que debilitó las economías del mundo, con recesión a uno y otro lado del Hemisferio producto de la contracción por las condiciones propias del confinamiento para impedir el avance del Covid-19.

Un informe expone la dificultad de propietarios de comercios que no han podido hacer a pie a la crisis, teniendo que bajar sus persianas definitivamente. Otros, con mejor suerte y estructuras más amplias, por ahora sortearon los embates pero miran de reojo como avanza el virus. San Martín de los Andes no fue ajeno a esta realidad y fueron muchos los comerciantes que se reinventaron, aguantaron como pudieron o bien debieron abandonar ahogados por la pandemia.

Según una encuesta de CAME en todo el país,  este año cerraron 90.700 locales, 41.200 pymes y se perdieron 185.300 empleos. Los rubros con más cierres fueron indumentaria, calzados y decoración y textiles para el hogar. El dato elocuente de la crisis es el cierre -en promedio- de 9 locales por cuadra.

Las cinco provincias más afectadas resultaron: Chubut, con una tasa de 34%; Córdoba, con 25.4% de cierres; Neuquén, con 25.2%; Tierra del Fuego, con 21.2% y Santa Cruz, con una tasa de 18.8%. En el registro por región, la Patagonia resultó ser el distrito más perjudicado, con 22,7% de locales cerrados. En cambio, el NOA fue la zona que menos padeció la crisis, con 11,5%.

En el caso de las galerías, hay provincias como Chubut con el 77,6% de locales cerrados; La Pampa con 63,6% o Formosa con 55%. En el otro extremo se ubica Salta con solo 9,1% o Corrientes con 10,6%. 

"Aunque por el alcance de este relevamiento no pudo cuantificarse, se dio el fenómeno de que, en las ciudades medianas y chicas, donde la gente se conoce, muchos locales y pymes cerraron y pasaron a la informalidad. De este modo, por ejemplo, muchos comenzaron a vender en sus casas o por redes, aprovechando que sus clientes y la comunidad los conocen y rápidamente ubican su nuevo punto o modalidad de venta." sostiene el documento de la Cámara Argentina de Mediana Empresa.

Los números se desprenden de un relevamiento realizado por CAME entre el 1 y el 18 de diciembre en 39 ciudades de las 23 provincias del país y CABA. 

Te puede interesar