Suero Equino: El invento argento recibió la aprobación de la ANMAT

Argentina 22 de diciembre de 2020 Por Redacción
Los estudios clínicos confirmaron que este tratamiento redujo en un 45% la mortalidad en pacientes graves con Covid-19. Además permitió descomprimir las camas de terapia intensiva.
suero_equino

La ANMAT aprobó este martes el tratamiento con Suero Equino Hiperinmune que ya se venía suministrando, previo consentimiento, a pacientes con una evolución danina de la enfermedad.

Los resultados positivos del estudio clínico de Fase 2/3 dieron muestras de la seguridad de la aplicación que redujo la mortalidad casi a la mitad (45%) en los pacientes con COVID-19 severa.

Además, los infectados tratados demostraron una reducción de la internación en terapia intensiva de 24% y del  36% en el requerimiento de asistencia respiratoria mecánica, frente al placebo.

El estudio clínico evaluó la seguridad y eficacia del medicamento en 242 pacientes adultos (18 a 79 años) con enfermedad moderada a severa causada por la infección del SARS-CoV-2, confirmada por PCR, dentro de diez días del inicio de síntomas y que requerían hospitalización.

Se realizó en 19 hospitales y clínicas de AMBA, Neuquén y Tucumán. El promedio de edad fue de 54 años, con una participación mayor de hombres (65% varones y 35% mujeres).

Este medicamento innovador, basado en anticuerpos policlonales, se obtienen utilizando como antígeno una proteína recombinante del virus, la cual se produce mediante técnicas de biotecnología.

"Se logra a partir del procesamiento de los anticuerpos, generando fragmentos con alta pureza y buen perfil de seguridad. Los anticuerpos policlonales tienen la ventaja que reconocen y unen en varias regiones a la molécula clave del virus, bloqueando los sitios de interacción con sus receptores. Como ventaja adicional, pueden producirse rápidamente a gran escala" explicaron los expertos a cargo de su desarrollo.

El tratamiento, fruto del trabajo de articulación público-privada, fue encabezado por el laboratorio Inmunova y el Instituto Biológico Argentino (BIOL), la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán” (ANLIS), con la colaboración de la Fundación Instituto Leloir (FIL), Mabxience, CONICET y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

Te puede interesar