Vecinos marcharon al Municipio para impedir desalojo de familia del Cantera

Locales 26 de noviembre de 2020 Por Redacción
Mañana viernes tendrá lugar una reunión en la Defensoría del Pueblo en la que se intentará destrabar el conflicto.
127987491_3825728717466781_3763203109161938881_o.jpg?_nc_cat=106&ccb=2&_nc_sid=8024bb&_nc_ohc=umv7RB

Vecinos marcharon este jueves hasta el Municipio para impedir el desalojo de las familias Lara-Inostroza, que desde hace 39 años viven en un  terreno en litigio del barrio Cantera, sobre el que la Justicia falló en favor del demandante.

Los manifestantes ingresaron al edificio al grito de "no al desalojo" exigiendo que los reciba el intendente Carlos Saloniti. Acto seguido, fue el secretario de Gobierno, Marcelo Sánchez, junto al director del Instituto de Vivienda y Hábitat, Marcelo Alveal, quienes salieron al encuentro.

Allí devino un tenso y áspero cruce en la que los vecinos presentes le recriminaron la falta de respuesta en el tema. También se opusieron al negocio inmobiliario haciendo visible el déficit habitacional en la ciudad y el elevado precio de los alquileres, entre otros reclamos.

128121370_2436331646662385_869660479364583824_n.jpg?_nc_cat=109&ccb=2&_nc_sid=110474&_nc_ohc=mHEZ2BI

Tras recibir la nota y un petitorio, Sánchez convocó a las familias a una reunión para intentar destrabar el conflicto. La misma tendrá lugar este viernes al mediodía en la Defensoría del Pueblo y del Ambiente.

Allí, indicaron desde el Municipio -mediante un comunicado- brindarán asesoramiento "sobre las alternativas existentes para el caso, así como para brindarles la contención necesaria".

El inmueble está ubicado en la calle Félix Amador 114, del barrio Cantera. En  total son 11 las personas que lo habitan la vivienda, entre ellas 7 menores de edad y 4 adultos mayores.

Días atrás las familias recibieron una intimación tras la demanda presentada por el denunciante Horacio Capello ante el Juzgado Civil Comercial y de Minería de Junín de los Andes N°1 de la IV circunscripción judicial, que dio un plazo de cinco días -el cual se cumplía el pasado 16 de noviembre- para abandonar el lugar.

Te puede interesar