Más de 800 mil argentinos por año se enferman a causa de las bebidas azucaradas

Argentina 20 de noviembre de 2020 Por Redacción
Su consumo además contribuye al sobrepeso y obesidad de más de 1 millón de personas.
cocacola

Sin dudas, una alimentación saludable además de prevenir enfermedades es un hábito que mejora la calidad de vida de las personas. En nuestro país, el consumo de gaseosas y la multiplicidad de marcas surgidas en la década del 90' ha incorporado nuevos consumidores al mercado.

Según la 4ta. Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, 2018, Argentina es unos de los países a nivel mundial con mayor consumo de gaseosas y bebidas azucaradas con un promedio de 85 litros por persona por año, lo que se convierte en una problemática de salud pública.

De hecho, así lo demuestra la investigación impulsada por el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), que corrobora sus efectos adversos causando más de 800 mil casos de diabetes, enfermedades cardíacas, accidentes cerebro vasculares, asma y cáncer 

El estudio concluye en que el consumo de gaseosas, jugos, energizantes y bebidas saborizadas tiene incidencia en 54.000 casos al año de enfermedades cardíacas, 29.000 accidentes cerebrovasculares, 34.000 problemas osteomusculares, 21.000 lesiones renales, 16.000 casos de asma y 9.000 de cáncer y otras patologías.

"Debido al consumo de bebidas azucaradas, en nuestro país mueren cada año 4.400 personas, de manera que se pierden 110.000 años de vida saludable por muerte prematura y discapacidad (AVAC), cifras que podrían ser evitables" indica la publicación.

"El consumo de bebidas azucaradas constituye una fuente importante de calorías sin aportar otros nutrientes más que el azúcar que contienen", señaló el análisis.

Incluso agrega que en nuestro país "el 66% de los adultos y el 33 % de los niños y niñas tienen sobrepeso u obesidad".

“El estudio es un llamado de atención para los países y refuerza la necesidad de implementar mecanismos que disuadan del consumo de estas bebidas, incluyendo una mayor carga impositiva, el etiquetado nutricional frontal, la modificación del entorno escolar y la prohibición de la publicidad”, afirmó Pichón-Riviere, doctor en Medicina, magister en Ciencias y en Epidemiología Clínica de la Universidad de Harvard, director ejecutivo del IECS - institución académica vinculada a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA)- y uno de los investigadores principales del estudio junto a Fernando Zingman, especialista en salud de UNICEF y la licenciada Luciana Castronuovo, directora de Políticas de Alimentación Saludable de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) Argentina.

Por enfermedades derivadas del consumo de bebidas azucaradas, el sistema de salud gasta $ 55.800 millones de pesos cada año, lo que representa el 2,8% de lo que se gasta en salud.

Te puede interesar