Aprueban Ley para mitigar el impacto ambiental de las colillas de cigarrillos

Provinciales 19 de noviembre de 2020 Por Redacción
La nueva norma aprobada por la Legislatura Provincial establece la prohibición de arrojarlas en espacios públicos y privados al aire libre. Este residuo además de tóxico es altamente peligroso y hasta puede ocasionar incendios forestales.
70356543_130850688209157_1953989053418307584_n.jpg?_nc_cat=105&ccb=2&_nc_sid=dd7718&_nc_ohc=bx01mlmN

Con el objetivo de  reducir el impacto ambiental de las colillas de cigarrillo en la provincia, la Legislatura aprobó hoy, en general, la ley que crea el Programa de Concientización “Sin Colillas” que prevé la elaboración de planes para su adecuada gestión como residuo y prohíbe -además- que sean arrojadas en espacios públicos y privados  al aire libre, en todo el territorio provincial. 

La ley establece sanciones de apercibimiento y multas a los infractores. Los recursos recaudados serán destinados a campañas de concientización y la colocación de colilleros. 

“Este proyecto tiene que ver con la ciudadanía marcándonos el camino para legislar, en especial las nuevas generaciones comprometidas con el cuidado del ambiente que llevan adelante acciones concretas y que nos piden que hagamos lo mismo”, resaltó la diputada del Movimiento Popular Neuquino, Lorena Abdaba, una de las impulsora de la iniciativa.

“Tenemos naturalizado ver a personas terminar de fumar y tirar la colilla, muchas veces mal apagada, sin cuestionarlo. Puede ser que el tamaño del residuo no nos deje ver la dimensión del problema, por eso la concientización juega un papel fundamental en el cambio que estamos proponiendo”, opinó Abdala. 

Las colillas de cigarrillo representan el residuo de mayor contaminación en el mundo. Su efecto contaminante puede durar más de 12 años. Este residuo tóxico, es incluso una de las principales causas de los los incendios forestales. 
 
La autoridad de aplicación de la norma será la Subsecretaría de Ambiente que tendrá entre sus competencias el desarrollo del programa de concientización; la promoción y colocación de colilleros como mobiliario urbano; el monitoreo del impacto ambiental de estos residuos; y el diseño de un plan para su gestión adecuada.

 “Creemos que en este caso es necesario instituir la prohibición por tratarse de una conducta muy arraigada”, explicó Abdala, “sólo pensemos que una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua potable, y tiene efectos igualmente negativos sobre el suelo. Multipliquemos esas consecuencias por todas las colillas que diariamente se arrojan al ambiente. Por eso este es un problema que no podemos seguir postergando”, concluyó la diputada del MPN.

Te puede interesar