El día que Maradona confesó su deseo de vivir en la Cordillera

Lo que se juega El miércoles Por Daniel Bornetto
"Este es un lugar donde tranquilamente me vendría de grande" dijo Maradona en una conferencia de prensa durante su estadía en Villa La Angostura en 1997 como parte de su puesta a punto cuando integraba el plantel de Boca Juniors.
6099796f-28ae-5a7e-a2a3-a992ae009ead_mid

Corría el año 1997 y Diego Armando Maradona, invitado por su amigo Carlos Randazzo, llegaba a Villa La Angostura para realizar en soledad una exigente pretemporada de 15 días como parte de su puesta a punto de cara al Torneo de 1997, en Boca Junior y con Héctor "Bambino" Veira como entrenador.

Fueron días de intenso trabajo, y un especial cariño de los angosturenses hacia su figura que, como no se cansaría de repetir, lo trataron con admiración y "mucho respeto".

Trabajos físicos y con pelota, gimnasio, boxeo y exhibición para los que presenciaban sus entrenamientos fueron solo algunas de las actividades del 10 en la villa.

Tan bien la pasó Maradona durante su estadía que hasta se atrevió a pensarse ya de grande, como hoy con 60 años, pero con entonces 37 y ya un titulo del mundo bajo el brazo.

diego22

"Este es un lugar al que me vendría a vivir tranquilamente con la Claudia de grande" dijo entonces el 10 en una conferencia de prensa de la que aún da cuenta un inoxidables VHS. "Nos vendríamos para recordar todo lo que nos pasó en la vida" agregaría Maradona entonces enamorado de su mujer Claudia Villafañe, de la que está separado y con la que hasta incluso hoy se enfrenta en la Justicia.

"No es un lugar para venir a morir pero sí para disfrutar unos años" reflexionaría luego el astro.

Con la villa dijo sentirse "fascinado" y sobre la gente "estar increíblemente enamorado por el respeto" por lo que aseguró "apenas pueda me vendré para acá".


Acerca de su elección para hacer aquella pretemporada, dirá "la culpa de que me sienta muy feliz es de Carlos Randazzo, mi amigo que me dijo que venga que iba a tener paz y tranquilidad y que iba a poder entrenar, el se suele equivocar mucho pero esta vez la pego (jaja)" se río el 10.

Por último, valoró la calidad humana de los cordilleranos: "estoy bárbaro y entrené fenómeno. El periodismo me dejó tranquilo. Esta gente vale oro,  no tengo nada mas que agradecimiento" concluyó el mejor jugador de todos los tiempos.

diegol

Te puede interesar