Gestos de amor: Vecinos solidarios restauran el Monumento a Las Madres

Locales 18 de octubre de 2020 Por Redacción
Detrás de los trabajos para recuperar la obra subyace una historia familiar, de esas que merecen ser contadas y saben a compromiso.
madre

El Monumento a Las Madres, que se encuentra en las afueras del Museo Primeros Pobladores, fue restaurado por vecinos comprometidos con su tierra, luego que el mismo fuera vandalizado.

La figura de una mujer que sostiene en brazos a su pequeño bebe -instalada en 1963- es un homenaje del personal del Escuadrón 33 de Gendarmería Nacional al pueblo de San Martín de los Andes como un “símbolo de amor”, tal lo indica la placa.

Claro que la escultura recobra vida gracias a la intervención de Ángel Fernández, un vecino solidario y colaborativo que año a año y pincel en mano se encargaba de mantenerla viva. Ángel fue el mismo que también pintó el cartel de la esquina del Hospital Ramón Carrillo e incluso el del Municipio de nuestra ciudad, dibujando letra por letra, lo que habla a la claras de su generosidad con la tierra que lo adoptó.

Tras su fallecimiento y ante el evidente deterioro de la escultura, fueron sus hijos quienes tomaron la posta y continuaron con el legado de su padre, quien con tanto esfuerzo -durante años- mantuvo ese pedacito de historia viva.

Fue entonces que Sergio David y Norberto Fernández,  en víspera al Dia de la Madre, trabajaron sobre la obra para volver a dejarla en condiciones, como finalmente así sucedería.

Ángel se había cargado esta responsabilidad porque así lo sentía, tal como expresó su hija Miriam a través de las redes sociales en un conmovedor mensaje de agradecimiento hacia sus hermanos: “Él quiso devolverle un poquito a esta ciudad que adoptó. Y lo hizo con pequeños gestos que para nosotros, como sus hijos, eran enormes por lo que nos enseñaba. Siempre agradecido de quienes en algún momento nos dieron una mano”.

Pero el Monumento a las Madres era para Ángel el más especial. ¿Por qué pintado de rosa? Para simbolizar la lucha de miles de Mujeres contra el cáncer de mama. Y por eso sus hijos, en un sentido gesto de homenaje y agradecimiento, lo restauraron en un acto cargado de sentimientos, nostalgia y amor al prójimo.

La iniciativa contó con la colaboración de Sergio Vivanco, parte del equipo de Desarrollo Social del Municipio, quien realizó la compra de los materiales, y de Ramón León, a cargo de la Radio Municipal, quien convocó a los hermanos a realizar esta solidaria acción.

“Orgullosa de ustedes mis hermanos”, expresó Miriam: “Sé que desde el cielo hoy el viejo está feliz, y pensando ´algo bien habré hecho´”. Y sin duda alguna, así fue.

Te puede interesar