“Sin bailar no puedo pensarme”

Entrevistas 30 de mayo de 2017 Por Redacción
Carolina Puntonet es bailarina e integrará el staff de Showmatch que hoy empieza.
Caro-Puntonet-800x445

Nació en Rosario. Desde muy pequeña estudio danzas. En el 2009 eligió Villa La Angostura para vivir. Allí continuó formándose. Aunque su carrera la llevó a Buenos Aires una y otra vez como ante esta gran experiencia que hoy empieza a transitar ella siente que siempre estará volviendo porque parte de su esencia vive en la Patagonia, en la Villa que por su magia y sus silencios, la enamoró.

¿Cómo se dio el camino que deriva en la posibilidad que a partir de hoy puedas participar de Showmatch?

Estoy muy contenta de poder volver a trabajar en Ideas. Todo esto se dio por medio de un casting masivo que se hizo el 20 de abril. Primero éramos cientos de chicas que tuvimos una prueba de cámara y después se van seleccionando. Están los nervios de que te vuelvan a llamar para una próxima convocatoria y así fue. Al principio fuimos cientos, luego nos llamaron y fuimos 80 , más tarde 40 hasta el viernes pasado que nos enteramos que éramos las 13 seleccionadas. Tuvimos el fin de semana para entrar en razón, comunicarles a nuestros familiares y amigos y el lunes pasado  participamos del evento y las fotos para la revista en la que se presentan las parejas del show, donde una ya forma parte del equipo.

¿Cómo es ese momento en el que te llaman para participar de un programa que ve todo el país?

Recibir ese llamado es “lo más” (sic) es sentir que tus sueños se están concretando y que una está en el camino correcto. Yo estudio  danzas desde chica  y siempre mi anhelo fue trabajar de esto que se hacer que es bailar y en la tele. Es felicidad, saltar y festejar frente al espejo cuando estás sola en tu casa y agradecer al universo siempre.

Una vez que recibís el llamado teniendo y ante lo inminente del comienzo ¿Cómo se dan los preparativos desde este llamado hasta el debut en unas horas?

Bueno mucho no cambia la vida cotidiana de una  más allá de la sobredosis de llamados (rie) y una recarga de energía familiar. Viaje a Rosario a visitar a mi familia. Recibí muchos llamados de Villa La Angostura. En lo que respecta al show este fin de semana tuve que ir a probarme el vestuario y hoy arrancamos temprano con ensayo y  con toda la ansiedad para que se hagan las 22.30 y comience el show. Realmente es como que estoy en una nube y no caigo.  Por ahora lo siento como un evento como algo de un día,  creo que cuando pase una semana voy a entender que estoy en el programa más visto del país.

La previa tuvo un suceso importante con la convocatoria del staff completo para la tapa de la revista. ¿Cómo te sentiste en ese evento, más allá de tu rol profesional, como persona entre tantas personalidades del espectáculo  que forman parte del ámbito al que siempre soñaste pertenecer y  del que estás  tan feliz de poder participar?

Te cuento una interna que hablé mucho con mis amigos por teléfono,  ellos querían saber todo: lo que tenían puesto, quien estaba, si era verdad que estaban peleado o no. Como me dijo una amiga “estás en Disney” y la verdad que me causo mucha gracia y lo voy aplicar. Estás en Disney y viene Mickey a saludarte porque estás formando parte del equipo. El trato es muy cordial y  el mismísimo Marcelo Tinelli  viene a saludarte y te da la bienvenida. Es un placer y es también acostumbrarse que somos todos de piel y hueso.

Entre tantas figuras  ¿Hubo alguien entre las personalidades que habitualmente vemos que te haya sorprendido por algo en particular?

De lo que vi, que te puedo decir: Moria  me parece que es “La One” y lo va a ser siempre, una señora que tiene todo la labia. la experiencia y el porte de una diva.  Fueron todos tan simpáticos. Federico Bal y Laurita (Fernández) que estaban ahí parecía que estaban enojados veremos como sigue esa relación. A Ottavis (José) hubo que alcanzarle un banquito al momento de la foto porque se veía muy bajito al lado de Christian Sancho. La Tigresa del Oriente estaba ahí con su equipo muy diosa con unos ojos muy encantadores. La Bomba Tucumana  (Gladys) me pareció que estaba tímida, decían que era su primera intervención en el show. Pampita diosa siempre, impecable, muy fina. Muy ricos perfumes todos. Todos muy simpáticos y muy amables. Después había bailarines que ya conocía   Hernán Piquín, impecable también. Ángel De Brito siempre tratando de “pinchar” a  alguien. Muy divertido es  estar ahí en una burbuja,  como estar en Disney.

Esta no es tu primera experiencia en la productora (Participó del Soñando por Bailar II) ¿Cómo es el universo  Ideas del Sur?¿Cómo es un día allí?

Estar en Ideas es ver un equipo de trabajo enorme que no para de trabajar.  Vestuario, luces, escenografía, cámaras, productores, todos atentos, todos pendientes, eso da como resultado la magnitud de lo que es Showmatch. No paran de trabajar, los productores van y vienen  creo que cada uno tiene asignado a un grupo de famosos. Nosotras tenemos a Hugo Avila y Lolo Rossi como jefes de coach y ellos a su vez tienen una asistente y también tenemos un productor que está pendiente de nosotros que nos mantiene informados. Es un enorme equipo  que hace que este show sea  la producción más importante del país y de Latinoamérica.

¿Cómo se da tu camino en la danza?

Empecé a estudiar danza en Rosario a los 4 años, mi mamá me llevaba. Luego dejé a los 11  y volví a los 17. A los 19 quedé en un casting para el señor Eber Lobato para una revista que hizo en el  teatro Broadway de Rosario y a partir de ese momento empecé a trabajar para compañías de teatro y siempre tratando de tomar clases.

En el 2009 vine a vivir a Villa La Angostura y conocí a Mabel Ríos, su academia y comencé a tomar clases con ella. Mi idea era ir a Buenos Aires a probar suerte porque tenía amigos de Rosario que iban a casting, quedaban y hacían temporadas tanto en Mar del Plata como en Villa Carlos Paz. Entonces dije yo también quiero ir y probarme. Mi idea era irme en diciembre del 2011 pero en junio ocurrió lo del Volcán (Erupción del Puyehue) por lo cual los trámites se aceleraron y viajé en septiembre.  Justo cuando llegué a Buenos Aires estaba el casting del Soñando por Bailar II. Fui y quedé seleccionada como una de las participantes. En el Reality fui la sexta eliminada  y cuando salí de ahí fui a la Escuela de Reina Reech que nos becó a todos los participantes y cursé un año allí. Volví a Villa La Angostura en el 2014 y seguí tomando clases con Mabel Rios, ella con su esfuerzo siempre trae calificados profesores (Maximiliano Guerra es el padrino de su academia)  Empezamos a hacer Master Class en los alrededores. Estuvimos en San Martin de los Andes en el Espacio de Silvina “La Coló”  Barañao. Siempre  estoy perfeccionándome. Nunca deje de bailar. Es parte de mi vida.  Te juro  que cuando no bailo me siento mal, me falta algo. Bailar es mi manera de expresarme mi arte yo sin bailar no puedo pensarme. Me lo pide el cuerpo, para mi bailar es todo, en los  momentos que dejé  era ver alguien bailando y llorar.  Es darte cuenta que es tu pasión y eso que te da el escenario es un éxtasis único: como para el surfista la ola, para otro cantar. Es la manera de expresión que conozco y lo más bello que puede hacer por uno mismo

Soy una agradecida de la vida por las cosas que me pasan, por estas oportunidades pero también estoy convencida del poder de la mente el poder de atracción y que si uno realmente quiere algo quiere sueña si uno tiene una meta y es fijo ese objetivo las cosas se dan si uno se pone en serio con lo que único desea las oportunidades aparecen.

¿Qué te liga con Villa La Angostura  porque fuiste  viniste y siempre estas volviendo?

La Villa es mi lugar en el mundo, el lugar más hermoso que conocí en mi vida y el lugar que me dio todo, que me dio su magia, buenos amigos y buena energía. La conexión con la naturaleza, la montaña y el silencio que tienen esos paisajes inmensos que te hacen escucharte, escuchar y sentir que es lo que realmente queres para vos. Por eso para mí ir volver a la Villa es ir y reflexionar sobre lo que realmente quiero  y siento. Obviamente que depende de uno, me di cuenta de eso con el paso de los años, antes era estar en la ciudad y decir “Chau me voy a la Villa porque necesito, porque acá estoy aturdida” y después asumí que depende de cada uno,  que  cada uno tiene su momento y en cada momento puede reflexionar. Ese lugar tiene esa conexión tan rápida, el agua, los veranos, una libertad que no tuve en otro sitio. Amo ese lugar creo que voy a ir toda mi vida. Sueño con tener mi casa ahí. Si no estoy viviendo allá tengo que pasar un invierno o un verano no puedo estar un año sin pasar por la Villa. Tengo una conexión muy especial con ese lugar.

¿Cuál fue la repercusión que tuvo en la Villa esta nueva experiencia que estas por vivir?

La repercusión fue muy grande. Recibo llamados mensajes mails y un montón de solicitudes de amistad de la Villa y alrededores. Buenos deseos  y buena onda, me piden que mande saludos. Amigos muy contentos, muchas felicitaciones. Es muy lindo lo que estoy viviendo y eso que no empezó. Un amor la gente y  muchas las ganas de volver a la Villa de visita.

¿Cómo será este lunes? ¿Cómo imaginas que será el instante en que se encienda la luz de AIRE?

Será un día largo. Temprano tenemos ensayo y después tenemos que volver a la tardes para maquillarnos  y peinarnos. Yo creo que voy a estar cada vez más nerviosa con ese nudo que se hace en el estómago que es fantástico. Y más que pensamientos van a ser sentimientos de emoción. Lo que se viene a la mente es cada carita de quien que me ha ayudado: mi familia, mis viejos, amigos, todos ellos. Es agradecimiento, un poquito de cada uno va a estar conmigo esta noche y todos los días. Estoy completamente agradecida. La Villa me dio amigos y me dio apoyo estoy eternamente agradecida. Van a estar todos.  Me haces pensar en esto y lo único que falta que me ponga a llorar  apenas  estemos en el aire.

Te puede interesar