“La comunión que se da en cada show me genera gratitud”

Entrevistas 01 de diciembre de 2017 Por Redacción
Entrevista exclusiva con Hilda Lizarazu quien tocará en Villa La Angostura, Meliquina y Bariloche.
19601341_1730578636970535_8477111600981360536_n-800x445

Sobre el final de la presente entrevista ella se referirá al tiempo y a las puertas que este es capaz de abrir. Hablará de paciencia y de esperas. Y una de estas últimas genera el espacio para esta charla.

Hilda Lizarazu confesará su amor por la naturaleza y como ella incide en su creación, su arte -en tanto-es inspiración.

 Tiempo para jugar, un escenario ¿ideal?  

Canta en Viaje Fantástico (De su disco,Hormonal editado en 2007)  y nos invita a flotar y casi,  de repente los vientos patagónicos se convierten en aire plateado que nos envuelve.

Sigue la travesía y entre mil voces que se entrelazan creando una melodía, la ex líder de Man Ray abre una puerta para compartir sus sensaciones de cara a la gira que hoy inicia y que la llevará con su música por escenarios de Villa La Angostura (hoy) Villa Lago Meliquina (2/12) y Bariloche (3/12)

La charla cobra vida construyendo un puente virtual  uniendo los más de 1500 kilómetros que separan San Martíin de los Andes del Aeroparque Jorge Newbery, en la ciudad de Buenos Aires.

Allí mientras transitaba la espera para abordar  el avión que la trajo a tierras sureñas compartió su entusiasmo, a horas del reencuentro con el público patagónico y ante la posibilidad de compartir canciones con historia  que ella  disfruta  desde siempre.

¿Cómo será el show que disfrutará el público de la Patagonia?

Vamos en formato dúo (Tocará con Federico Melioli) haciendo un repaso de grandes canciones del Rock Argentino celebrando sus 50 años de existencia: considerando que La Balsa (Los Gatos) fue escrita en el 67 -si bien se editó en el 68- y  es como la piedra fundacional de este movimiento cultural argentino, lo homenajeamos de esta forma. Además presentaremos un compilado de temas de mi repertorio y también de  otros compositores argentinos a los que admiro profundamente.

¿Cómo se produce tu acercamiento como intérprete a esas canciones con tanta historia? ¿Qué representa para vos poder compartirlas con el público?

Yo voy cantando canciones de otros autores desde hace bastante. Incluso en la época de Man Ray, en los 90, en nuestros discos incluimos un cover de Virus, Caliente Café  y en mi primer disco solista  Gabinete de Curiosidades– en el 2003- grabé La Reina de la Canción (La Joven Guardia) Siempre me gustó poner temas de otros en mi reversión. Principalmente los hago porque los grabé y porque los puedo interpretar y disfrutar. Siento que a esas canciones me gusta cantarlas a través de los años y las décadas. En estos  shows  que haremos estará  todo este puñado de temas que fui grabando a través de los años en diferentes discos, los llevo conmigo y los estoy reversionando en este formato dúo que es trasladable a lugares remotos de la Argentina.

¿Qué representa para vos poder llevar tu música a  ciudades más pequeñas y pueblos?

Para mi viajar y encontrarme con otros oyentes y otras personas que viven en otros lugares de la Argentina  representa un placer. Es el resultado de un trabajo de largos años y lo que recibo del público  es una gran calidez  y te puedo decir que en los shows se genera una gran comunión que a mí me deja en un estado de gratitud.

¿Cuál es tu relación con los paisajes? ¿Qué disfrutás en el contacto con la naturaleza, al alejarte de la ciudad?

Soy una amante de la naturaleza y me inspira  como creo que a muchas personas, que disfrutan sumergirse en esa maravilla que  es la tierra. Siempre que logro reunir: cantar y estar en lugares con estas características es una celebración para mí.

Agita sus estímulos, se entrega a la percepción

Hilda  Lizarazu canta y nos convierte en pasajeros de su travesía. Despierta curiosidad saber cómo ella disfruta sus viajes, cuáles son las imágenes que captura y atesora. Vale decir que en su vida de artista  conviven sus dos pasiones: a la  música se suma la fotografía, disciplina en la que también recorrió un importante camino. En este 2017 sus imágenes  (Junto a  las de las destacadas fotógrafas Andy Cherniavsky  y Nora Lezano) formaron parte de la muestra “Los Ángeles de Charly” (Homenaje a Charly García) que pudo disfrutarse en el Palais de Glace porteño.

¿Cómo es tu relación con la música y con el arte en general en los momentos de distensión que surgen en los viajes: componés, escuchas música, fotografíás?

De lo que enumeras todo me genera disfrute. Sacar fotos con el celular  me da un poco de impresión pero lo hago de esta forma. Componer no se da siempre en las giras, aunque escribo algunas cositas. En esta gira -por ejemplo- no estoy llevando cuaderno pero si llevo un libro. S í  escucho música, tal vez tengo  más tiempo que en mi casa, en soledad y me encanta. Salir de gira es un regalo.

Aquellas vivencias e imágenes que recopilas en las giras ¿Inciden de algún modo luego a la hora de crear?

Inciden totalmente. Viajo y como me gusta mucho la naturaleza disfruto aprender nuevas clases de plantas y los nombres de los árboles y cada tanto, agrego una araucaria  o una pasionaria en alguno de los temas. Me gusta que estén en alguna canción. Trato de poner -no conscientemente- estos elementos que me gustan.

Quiere pedir que la dejemos seguir continuando su viaje fantástico…

Anuncia la despedida  ya con un pie en el avión, a punto de cruzar el puente y atravesar el portal que dará  fin a esta charla no sin antes revelar sus deseos por cumplir y sus planes más próximos.

Tras tantos años en la música ¿Qué experiencia aún consideras que tenés pendiente?

Pendiente no sé, pero si me gustaría  ir al exterior: a Chile, Perú, Uruguay y  México. Insisto no sé si pendiente pero si está  en mi deseo, ahora  de ahí a que eso ocurra vemos. Ahora que mi hija es más grande me gustaría hacer recorridos más largos.

¿Cómo sigue este 2017 y qué proyectos te aguardan en el 2018 ? 

Este año lo termino tocando ya no como dúo sino en formato full band que formamos 5 músicos y 3 vientos. Vamos a tocar en Coronel Dorrego (Buenos Aires) lugar al que nunca fui y será el último show del año. Para el 2018,  de acuerdo a como se vaya dando la “fábrica de canciones” tal vez en el segundo semestre podamos empezar a pensar en otro disco de estudio. Todavía está bastante verde, la posibilidad porque la verdad es que este año estuve girando mucho y no estoy cerca del disco. El año pasado edité “En Vivo” que es el que estoy llevando en esta gira  y el anterior  “Las vueltas de la vida” (2015) Siendo mi propio sello discográfico Díscola Discos  probablemente en la segunda mitad del 2018 salga un nuevo material. Ojalá que pueda ser pero no quiero apurar los tiempos, al que sabe esperar el tiempo le abre sus puertas. Ahí estoy: sin parar, feliz.

Vuela alto y llega hacia el sol (patagónico)

No fue ni en globo aerostático ni en nave galáctica  sino en avión.

Los paisajes, la naturaleza, infinitas imágenes por capturar la esperan: a orillas de la emoción.

No se olvidará de reir y crear, su arte abrirá las puertas de muchos corazones, el suyo incluido. En esa comunión, ella  decididamente será feliz y el aire plateado aquí será un viento intenso, que sólo inundará de calidez su alma.

Te puede interesar