"Hablamos de un encuentro con la música y con nosotros mismos"

Entrevistas 15 de mayo de 2018 Por Redacción
Entrevista con Julián Falvella, guitarrista de la banda. 
WhatsApp-Image-2019-03-20-at-21.40.16-1

Una propuesta para tocar –hace 5 veranos- en San Rafael (Mendoza) fue la primer escala de este viaje que -desde aquél momento- comparte  este grupo de amigos.  Sus inquietudes respaldadas por sus caminos en la música los reunieron para gestar un nuevo espacio creativo y en la cumbia encontraron el sonido que da sentido y resignifica aquello que quieren decir.

El Sur también existe conversó con Julián Falvella –guitarrista y voz- de Me lleva la Jarana para conocer su propuesta, la búsqueda que vienen transitando, los detalles de esta gira y sus planes próximos.

¿Cómo nace la banda?

Nace para una gira en enero del 2013. Nosotros estábamos todos estudiando en La Plata (Somos de diferentes de puntos de nuestro país: tres somos de San Martín de los Andes, una es Ayacucho, una es de Mendoza y dos son de La Plata).

La banda se armó para ese viaje  a la ciudad de San Rafael. Ahí empezamos a tocar, hacíamos covers (reversiones) De a poco al tiempo grabamos el primer disco que se llamó “La cumbia que te parió” el cual tuvo la primeras canciones  y luego –hace casi un año- grabamos el segundo disco “ Girando en el tiempo” ya con canciones nuevas  que es el que venimos a mostrar.

¿En qué género puede encuadrarse a Me lleva la Jarana?

Nosotros estamos convencidos que formamos parte de un movimiento que tiene que ver con otras bandas que  también están circulando en Buenos Aires, La Plata, Rosario , Córdoba y Neuquén que son bandas de cumbia, independientes que crean su repertorio y a través de él están problematizando un montón de situaciones y cantando sus mensajes en ritmo de  cumbia. Es un movimiento nuevo al que llamamos Cumbia Emergente, allí  ubicaría a la banda. Es un espacio que se está creando con las bandas con las que estamos trabajando  generado por nosotros mismos los músicos.

¿Cómo surge el nombre?

Fue lo primero que se nos ocurrió de cara a nuestro primer viaje. Uno de los chicos, dijo que desde siempre tenía ganas de armar una banda que llevara en su nombre la palabra “Jarana” (fiesta, jolgorio) Otro dijo llamémosla “Me lleva la Jarana” Al principio no teníamos idea como iba a funcionar eso en el tiempo pero en ese momento no teníamos mayor expectativa que llegar a ese primer viaje, después se transformó en lo que hoy es la banda.

¿Cómo se da el encuentro entre ustedes compartiendo este viaje musical?

El encuentro entre nosotros puertas adentro es muy familiar, nosotros somos familia. Nos respetamos mucho entre nosotros en lo que cada uno quiere hacer y en este encuentro con la música hemos tenido experiencias hermosas que nos llevaron a tocar en un montón de lugares a los que nunca nos imaginamos llegar y la respuesta siempre es muy positiva. Hoy en día estamos viajando mucho con este repertorio que nos identifica y que no permite decir que lo que sentimos.

Desde ese primer viaje hasta –definitivamente- constituirse con banda ¿Cómo transitaron el camino?    

Nosotros éramos músicos que veníamos de otros ambientes de música, algunos provenientes del rock, otros del folclore, de diferentes lugares y -de repente- nos encontramos tocando cumbia y aprendiendo sobre el género. Eso nos hizo –primero-buscarnos una ropa que fuese adecuada a ese momento y a esas canciones.  Y a partir de eso, comenzamos a ver cómo íbamos adoptando el ritmo y  cómo logramos decir lo que nosotros queríamos decir, así  pudimos encontrarnos  con una nueva sonoridad y eso nos llevó a hacer nuestras canciones.

¿Cómo fue ese proceso de búsqueda hasta encontrar la sonoridad que los identifique?

El proceso de encontrarnos con el ritmo fue bastante específico en cuanto a la instrumentación porque siempre se adaptó esto a poder viajar y poder hacerlo significa -por ejemplo-  no tener una betería que te impida la movilidad. A partir de eso se generó el sonido de la banda que nosotros lo relacionamos con la madera, con el cuero, con el güiro, la guitarra criolla, el bajo y una flauta traversa, la exploración fue por ahí.

¿Cuáles son las temáticas que abordan?

Hablamos de un encuentro con la música y con nosotros mismos. Desde nuestro lugar cantamos sobre lo que nosotros vemos que pasa con esta realidad, lo que pasa dentro nuestra percepción, lo que le pasa a otros y también sentires compartidos. Proponemos un encuentro donde se pueda danzar, compartir algunas penas y también alegrías. Asimismo cantamos  por aquello que queremos mejorar y por cosas que pasaron pero que hay que recordar. Apostamos a un encuentro  verdadero, de mucho entendimiento con el  otro.

¿Cuál es la propuesta que presentarán hoy?

Presentaremos los temas de “Girando en el Tiempo” que forman la base de lo que será el show y después tocaremos unos 8 temas más, que conforman la parte más nueva, que podría ser una continuación de este viaje pero que todavía no están plasmadas en un disco.  La idea es mezclar esos dos repertorios y lograr momentos largos de música en los que se puede subir y bajar el ritmo acompañando lo que va surgiendo. Es un espectáculo que tiene mucho color, mucho baile y mucha compenetración con el cuerpo y mucha continuidad en cuanto a lo musical.

¿Cómo sigue el 2018 para la banda?

Durante este estaremos tocando en San Martín de los Andes, Bariloche, Villa La Angostura y El Bolsón. También tenemos una presentación más en San Martín de los Andes cerrando, el 28. Es una gira de dos semanas. Después nos tomamos vacaciones y nos reencontramos a fines de febrero para luego viajar a Uruguay donde tenemos un show a principio de marzo.

Te puede interesar