Ni persuadir ni convencer, informar es la premisa

Lo que se piensa 23 de diciembre de 2017 Por Redacción
Carta abierta al lector. Culmina el año y es nuestro deseo seguir tendiendo puentes con ustedes que son el motor que nos impulsa.
f38b5d44c135b664b062dc10de5c3b82-800x445

Por Marcela Díaz y Daniel Bornetto

Asumir el compromiso de informar es saber que la verdad es subjetiva y el enfoque una mirada ausente o profunda.

Creerse sabedor de los hechos es legitimar la soberbia de quienes ocupamos un rol importante en la sociedad, pero no excluyente.

Manejar información es una responsabilidad que requiere prudencia, por respeto al lector y al medio que los informa.

En tiempos de inmediatez donde la primicia se fagocita la capacidad de procesar, discernir, y erigirnos como sujetos críticos, abrir distintas puertas puede ayudarnos a formarnos cuando la noticia deforma de tal forma que una le pisa los talones a la siguiente hasta consumirla y dejarla en el olvido.

Abruma la información y el tamiz es cada día más complejo aun para quienes con mayor grado de responsabilidad nos proponemos ser verosímiles, porque nuestro mayor capital es la credibilidad.

Estos tiempos de acceso ilimitado a la información exigen de sujetos activos que duden, interpelen, se interroguen y acudan a distintas fuentes para ser criteriosos y sacar sus propias conclusiones.

Como formadores de opinión desde El Sur también existe intentamos ser consecuentes con lo que pensamos, rigurosos con lo que acontece, mesurados antes de confirmar un episodio y sobre todo honestos.

El periodismo siempre habla desde un lugar, sabe que quiere contar, donde hacer hincapié y hasta incluso elípticamente describir lo que sucede.

Lo que no puede es narrar de espaldas porque estaría faltando a la verdad.

Desde este pequeño espacio que día a día construimos con ustedes –nuestros lectores- buscamos mirar de frente para mirarlos de frente porque no hay nada que ocultar.

Sabemos del capital que representan por eso creemos que el periodismo se construye colectivamente con la sociedad y no distante de ella.

Los invitamos a que inviten, para que cada día seamos más, pero no por la importancia que implica un número sino para constituirnos como una comunidad permeable, abierta y atenta.

Ese es nuestro deseo. ¡Gracias por estar!

¡Felicidades!

El Sur también existe

Te puede interesar