Otra vez arde Córdoba y el Observatorio Astronómico está en peligro

Argentina 23 de septiembre de 2020 Por Redacción
Dos focos activos afectan al menos unas cinco localidades de la provincia mediterránea, entre ellas Carlos Paz y La Falda. Ahora intentan combatir las llamas para evitar que estas alcancen el telescopio principal del Observatorio Astronómico. En Villa Giardino, el actor Damián De Santo salvo de milagro sucomplejo de cabañas.
multimedia.normal.941d3edeb23afc86.626f737175652d616c656772652d696e63656e64696f2d6f627365727661746f5

Un nuevo incendio en Córdoba, otra vez es noticia. Las llamas consumen todo a su paso, mientras los bomberos voluntarios intentan detener su avance. Vastas hectáreas de monte de pino, sierras y pastizales arrasadas en un lugar donde hace más de cuatro meses no cae una gota de agua.

Sin humedad suficiente en los suelos, las gigantes y descontroladas lenguas de fuego ya arrasaron con algunas viviendas aunque -afortunadamente- sin lamentar víctimas. Son solo materiales los daños ya que la mayoría de las personas que viven en los lugares afectados decidieron autoevacuarse.

Al momento, son dos los focos activos que producto del viento y las altas temperaturas agravan la situación y hacen imposible combatir el siniestro pese a los denodados esfuerzos de los brigadistas. Uno se circunscribe en Carlos Paz y San Antonio de Arredondo; y el otro se debate entre La Falda, Villa Giardino y La Cumbre. Poco más allá, a fines de agosto Capilla del Monte fue una de las zonas más castigadas por el fuego. La buena noticia, es que se logró contener los focos de Traslasierra y Unquillo.

Por estas horas, también está en riesgo el patrimonio cultural. El fuego en las sierras de Falda del Carmen, a 50 kilómetros de la capital,  rodea el histórico Observatorio Astronómico, el primero de Argentina. Si bien las estructuras no reportan daños, si está en riesgo el telescopio principal con el que se realizan las observaciones del cosmos. 

a44b849bd0

“El foco que comenzó en Carlos Paz y luego avanzó hacia San Antonio de Arredondo, estuvo con mucha actividad. Allí se preservaron sitios como los conventos de los Franciscanos y las monjas Benedictinas y luego se protegió todo el pueblo Las Jarillas. Este incendio continúa activo, aunque por el momento sin riesgo para viviendas”, aseguró esta mañana el director General de Defensa Civil provincial, Diego Concha. Este frente es el que afecta la zona del Observatorio de Bosque Alegre, allí trabajan dotaciones de bomberos.

Por aire y tierra continúa el incesante trabajo desplegado en la zona. Aviones hidrantes riegan desde los cielos los campos que irradian un calor insoportable, dificultando el trabajo cuerpo a cuerpo por tierra, de quienes trabajan en cortafuego con herramientas manuales, para impedir el avance de las llamas.

En Villa Giardino, quien salvo de milagro sus cabañas fue Damian de Santo, quien desde hace 20 años vive en el lugar  junto a su familia. El actor, consternado por el episodio, destacó la colaboración de los voluntarios y la gente. Incluso desde el interior de su complejo intentó enfriar el suelo mediante riego. Afortunadamente los aviones hidrántes impidieron que las llamas tomen el predio, que sólo sufrió algunos daños materiales leves. De Santo confió -además- que sacó a tiempo los caballos que tenía tierra abajo, que de otro modo, hubiesen sido también alcanzados por las llamas.



El humo intenso es otro de los factores que además de afectar a las localidades en las que se desarrolla el incendio, lo hace con las vecinos/as de las distintas localidades tornando el aire irrespirable.

"Se esperan condiciones climáticas adversas para hoy y mañana, con altas temperaturas y baja humedad", manifestó Concha, lo que hace presagiar la lucha será ardua si la naturaleza no contribuye.

Trabajan en la región un total de 10 aviones hidrantes preparados para salir a realizar aplicaciones en el sitio que sea necesario. A las ocho aeronaves utilizadas ayer, se sumarán otras dos provistas por Nación, más los dos helicópteros de la Provincia.

Bomberos voluntarios se despliegan en todas las zonas siniestradas junto a personal de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, del Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF), Defensa Civil, Policía de Córdoba, de municipios locales y pilotos de la Dirección General de Aeronáutica de la provincia.

Te puede interesar