Lucharon en el Delta y están de vuelta en casa

Locales 09 de septiembre de 2020 Por Redacción
Brigadistas locales regresaron de Santa Fe luego de enfrentarse a las llamas durante dos semanas, en el marco de un verdadero ecocidio.
119042777_1702087853287810_1031576080570902409_o.jpg?_nc_cat=107&_nc_sid=730e14&_nc_ohc=mWxGOa7A8DoA

Los 10 brigadistas del ICE Lanin de San Martín, Junín y Aluminé arribaron a sus respectivas ciudades -procedentes de Alvear, Santa Fe-  luego del intenso combate de las llamas en el Delta del Paraná que afectaron una superficie de casi 200 mil hectáreas, según datos suministrados por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego

Los agentes formaron parte del grupo de tareas que incluyó un total de 42 brigadistas patagónicos afectados al operativo desplegado en el lugar. Durante dos semanas estuvieron abocados a la lucha de las llamas y guardia de cenizas.

Según detalló Alberto Seufferheld, director del Servicio Nacional de Fuego “el auxilio que fueron a realizar se dio después de que se activara el Servicio Nacional de Manejo de Fuego. A raíz de que había varios focos de incendios en toda la zona norte del país, allí se recurrió a la necesidad de acudir a lugares que en los que no había presencia de fuego.”

Sobre la logística precisó que los efectivos “Cubrieron el Delta, que es desde el Norte de la provincia de Buenos Aires hasta la mitad de la provincia de Santa Fe".

En lo que refiere al trabajo intenso para sofocar los distintos focos, el titular del SMNF señaló que la complejidad para su control fue “principalmente porque es un lugar que debería estar inundado con camalotes flotando, pero te encontras con que no hay agua, que las lagunas están secas, los ríos también y no se puede navegar”.

Seufferheld se refirió -además- a los resultados del operativo: “El incendio está en etapa de extinción, en lo que se llama ‘Guardia de cenizas’. El problema que tiene el Delta es la continuidad de nuevos focos por gente que prende. Lo que quedó es atender los fuegos nuevos que vayan apareciendo”,  señaló.

Los brigadistas durante su estadía en la provincia del litoral estuvieron en un centro de aislamiento y un colectivo los trasladaba todos los días hasta la base de operaciones, por lo que no tuvieron contacto con nadie en virtud de las medidas sanitarias en función de la pandemia de coronavirus. De regreso a San Martín de los Andes ya cumplen con la cuarentena obligatoria.

Te puede interesar