"Alto en el cielo", la cerveza neuquina en homenaje al Saocom que participó del despegue

Provinciales 05 de septiembre de 2020 Por Redacción
Una vez que el satélite fue lanzado al espacio los científicos celebraron con una bebida exclusiva y especialmente fabricada para la ocasión. La lata lleva impresa el Saocom, motivo de orgullo nacional.
118359721_3528968140468227_7597564971129787446_o.jpg?_nc_cat=108&_nc_sid=2d5d41&_nc_ohc=AWcW73vFYvIA

El pasado domingo cuando el Saocom 1B fue lanzado al espacio por el Cohete Falcon 9 desde Cabo Cañaveral (Estados Unidos), científicos  y actores involucrados coronaron con aplausos el éxito de la operación. En Córdoba donde funciona la CONAE y en Bariloche donde se radica el INVAP celebraron con una cerveza artesanal neuquina especialmente fabricada para homenajear a los protagonistas.

La mencionada bebida fue bautizada como "Alto en el Cielo"  y pertenece a la Cervecería Owe de la capital neuquina, fundada por Pablo Owe junto a Marcelo Neme hace ya 16 años.  La cerveza -explicaron sus mentores- es una versión de sipa no tan amarga con lúpulos americanos y aroma tropical. 

Casualmente la lata lleva impresa la imagen del satélite en el espacio, como preludio del resultado que finalmente arrojó el lanzamiento del mismo.

La iniciativa -comentaron- surgió en virtud del poco interés que despertó en los medios el proceso previo al despegue del satélite. Por ese motivo, dijo Pablo Owe a la Agencia Télam  decidieron "rendirle  homenaje a ellos y entonces armamos la cerveza, le dimos el formato, el diseño a la lata y nos fuimos comunicando con algunos conocidos que estaban trabajando en el proyecto que son de la región", 

"Llegamos con la idea y les encantó. De manera que empezaron a distribuir la información dentro de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y de la empresa Invap y lo sintieron tan interesante con gente como nosotros que no era del palo", agregó uno de los creadores de Alto en el Cielo.

"Lo que sí hicimos toda la semana anterior fue distribuirla para que, cuando el satélite estuviera en posición para ser lanzado, ellos pudieran abrirlas y brindar. Y eso fue lo que pasó" expresó Owe con alegría.

Y agregó: "Llegamos con la cerveza al centro de control en Bariloche de Invap, a la antena que tiene la Conae en Córdoba y a sus oficinas en Buenos Aires y, para los que trabajaron en los Estados Unidos, se la guardamos y la tienen reservada para cuando regresen".

En la primera partida -ya agotada-  se hicieron 450 latas. Ahora analizan lanzar una segunda tanda.

Te puede interesar