"Me venía preparando, pero es una cachetada muy fuerte de la vida"

Argentina 02 de septiembre de 2020 Por Redacción
Así lo expresó en un mensaje Cristina Castro, la madre de Facundo Astudillo, luego de conocer -este vez de manera oficial- que el cuerpo hallado pertenece a su hijo.
facundo-astudillo-castro-2-1

La Justicia confirmó este miércoles que los restos del cuerpo hallado en un cangrejal en la zona de Villarino Viejo pertenecen a Facundo Astudillo Castro, el joven que era intensamente buscado tras haber desaparecido el pasado 30 de abril.  Así se desprende del cotejo de ADN realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense. 

La Juez María Gabriela Marrón dio a conocer el resultado de la autopsia mediante una audiencia remota, en virtud de la situación sanitaria. De la misma participaron la mamá de Facundo, Cristina Castro, sus abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio, y la abogada de la Comisión por la Memoria, Margarita Jarque, como querella institucional, entre otros.

Cabe recordar el lunes pasado el Juzgado N° 2 de Bahía Blanca había salido a desmentir a través de un comunicado -firmado por la propia Juez- la información que circulaba en los medios, la que finalmente fue ratificada este miércoles, esta vez de manera oficial. Entonces se había indicado que aún no estaba el informe final y que la madre sería la primera en ser anoticiada antes de darse a conocer publicamente, como finalmente sucedió.

Al enterarse de la triste noticia, Cristina Castro, publicó el siguiente texto:

"Es Facundo. Todavía no sé quién filtró información hace dos días, pero ahora sí sabemos que es él. Fueron días de mucha ansiedad, sin poder dormir. Vamos a seguir sosteniendo la carátula de desaparición forzada.

Ahora lo que espero es que los medios salgan a pedir disculpas, aunque no creo que lo hagan, porque seguían con sus placas sin importarles nada, a pesar del pronunciamiento de la jueza.

Me cuesta un montón: una cosa es decir que sentía que era Facundo, otra es asimilarlo. Me venía preparando para esta situación, pero es una cachetada muy fuerte de la vida. La realidad me está pegando un sopapo inmenso y me cuesta sobrellevarlo, ver la cara de tristeza de mis otros hijos, a mi papá... Me cuesta un montón.

Llegó el momento de traerme a mi flaco de vuelta a casa, para luego seguir peleando, porque todo continúa hasta saber qué pasó con él. De la Justicia sólo espero justicia. Que se saque las vendas, las orejeras y el tapabocas. En este momento sólo diré algo que diría Facu, sus propias palabras: Memoria, Verdad y Justicia.

Él lo tenía muy presente, fue su lema, por siempre y para siempre. Que el Nunca Más, sea Nunca Más en serio".

Te puede interesar