Los puntos centrales de la reforma judicial aprobada en el Senado

Argentina 28 de agosto de 2020 Por Redacción
En una sesión que se extendió hasta pasada la medianoche, el oficialismo logró media sanción del proyecto que ahora será tratado en la Cámara Baja.
EgdxqJiWsAIoyjf?format=jpg&name=small

Con 40 votos afirmativos y 26 negativos, el Senado dio este viernes media sanción al proyecto de reforma judicial que ahora deberá ser tratado en Diputados.

En un clima de tensión en las afueras del Congreso, que incluyó -una vez más- la repudiable agresión a periodistas, el encendido debate se extendió durante nueve horas hasta pasada la medianoche.

Durante el mismo, el senador oficialista Oscar Parrilli dio marcha atrás con la clausula que obligaba a los jueces a denunciar ante el Consejo de la Magistratura presiones de los “poderes mediáticos”.

“Armaron una gran batahola de este tema, diciendo que nosotros no queríamos la libertad de prensa, y yo lamento que haya algunos senadores que se hayan prendido, porque parecen títeres de los medios de comunicación”, sostuvo el legislador neuquino.

Entre los votos negativos además de los de Juntos por el Cambio, se encuentran los de la neuquina Lucila Crexell y el santafesino Carlos Reutemann y del interbloque Parlamentario Federal. En cambio al Frente de Todos  lo acompañó el rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana.

Por otra parte, en un tramo del debate hubo también espacio para referirse a las amenazas de un usuario de Twitter hacia Cristina Fernández de Kirchner. En ese sentido, el senador opositor Martín Lousteau expresó su repudio a cualquier intimidación solidarizándose con la  vicepresidenta de la Nación.

"Sumo nuestro repudio absoluto tanto a las amenazas a la vicepresidenta como a la publicación de datos personales. Nosotros tenemos una responsabilidad más alta que la de aquellos que escriben en twitter: eso implica terminar con los epítetos de ambos lados" enfatizó.

A continuación, los aspectos salientes del proyecto:

1-Se unifican los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico, ambos de la Ciudad de Buenos Aires, bajo la denominación de fuero Penal Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

2-Se crean 23 Juzgados en lo Penal Federal con asiento en CABA, que pasarán a identificarse con los números 24 a 46.

3-Se transfiere la totalidad de la competencia penal no federal a la Ciudad de Buenos Aires.

4-Los actuales ocho Tribunales Orales en lo Criminal Federal con asiento en CABA conservarán su numeración (del 1 al 8) y los cuatro Tribunales Orales Nacionales en lo Penal Económico con asiento en CABA pasarán a identificarse con la numeración continuada, del nueve al doce.

5-Se crean cinco Tribunales Orales en lo Penal Federal con asiento en CABA, que serán integrados por tres miembros y una secretaría cada uno.

6-La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal y la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico de la Capital Federal pasarán a formar una única Cámara denominada Cámara de Apelaciones en lo Penal Federal con asiento en CABA.

7-Los sorteos de causas deberán ser grabados mediante medios técnicos, para garantizar la transparencia de éstos, bajo apercibimiento de nulidad.

8-Las causas actualmente en trámite y radicadas ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal, los Tribunales Orales Nacionales en lo Penal Económico, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, los Juzgados en lo Criminal y Correccional Federal y los Juzgados Nacionales en lo Penal Económico continuarán su trámite ante esos mismos órganos hasta su conclusión.

9-Se crean Juzgados Federales de Primera Instancia con asiento en las provincias y sus respectivos cargos de jueces, para lograr equidad en el sistema federal de justicia, y se crean nuevas Cámaras de Apelaciones, al igual que defensorías oficiales y cargos de fiscales, quienes tendrán un rol fundamental en el nuevo sistema acusatorio.

10-Se trasladará una secretaría de cada uno de los actuales Juzgados en lo Criminal y Correccional Federal y en lo Penal Económico, denominados en adelante, Juzgados en lo Penal Federal 1 a 23, con sus respectivas dotaciones, a los Juzgados en lo PenalFederal 24 a 46 al momento de su habilitación.

11-En los traslados de secretarías y, ante el pedido de organismo de derechos humanos, se dispuso que no se incluirá a aquellas que, al momento de entrada en vigencia de la presente ley, instruyan causas donde se investigan delitos calificados como crímenes de lesa humanidad.

12-Se mantendrá en los concursos de selección el examen escrito, preservando el anonimato, además de las audiencias públicas.

13- Con un cambio de último momento, se modificó el artículo sobre las reglas para los jueces que quedó redactado de la siguiente manera. Remarca la obligación de "comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura cualquier intento de influencia indebida, en sus decisiones por parte personas, grupos de poder, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo. La influencia indebida no requerirá contenido económico para configurarse".

14-Respecto al sistema de subrogancias, uno de los puntos cuestionados por la oposición, se establece en el artículo 16 que la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional dentro del plazo de diez de la entrada en vigencia de la presente ley, elaborará y remitirá al Consejo de la Magistratura una lista con todos los magistrados del fuero criminal y correccional nacional que manifiesten su voluntad de subrogar los Juzgados del 24 a 46 del nuevo Fuero Penal Federal.

15- El Consejo de la Magistratura elegirá de esa lista a los 23 jueces y juezas subrogantes dentro del plazo máximo de 30 días de su recepción. Para la elección se deberán ponderar positivamente los antecedentes curriculares que acrediten la especialización en la materia penal federal de los magistrados y las magistradas propuestas. Se deberá respetar la paridad de géneros en la selección, en tanto sea posible.

16- El artículo 19 establece que los subrogantes permanecerán en sus cargos hasta tanto asuman sus funciones los magistrados y las magistradas titulares y que en ningún caso el subrogante podrá exceder el plazo de un año de subrogación desde la fecha de su designación.

17- Se fijó un plazo de dos años para la instrumentación del Código Procesal Penal Federal que deberá implementar el nuevo sistema acusatorio, con mayor rol de los fiscales.

Te puede interesar