En el Día del Padre, hijo de tigre

Lo que nos pasa 21 de junio de 2020 Por Redacción
Tras una intensa búsqueda Ricardo Maffeis, el joven perdido en laguna La Kika fue hallado con vida. Estudiante e hijo de guardaparques supo como sobrevivir en la montaña ante condiciones de clima hostiles.
104841871_2346778278948187_4270799399533839789_n

Pasado el mediodía el hallazgo con vida de Ricardo Maffeis fue celebrado por la comunidad y los más de 200 rescatistas que participaron del operativo. Más tarde llegaría el ansiado reencuentro con sus familiares en una postal que recorrió los diarios y redes de la ciudad.

Hijo de guardaparque y conocedor de la montaña supo como abrigar la esperanza de regresar a su hogar pese a las dificultades y la condición climática, con intensas nevadas y baja visibilidad.

Su temple y conocimiento sirvieron para -durante esas largas horas tras su último contacto con su padre- alimentar la fe de todos pensando en un festejo en este día especial, ya con los suyos y después del susto.

Laguna La Kika a 1900 msnm es un páramo inhóspito al que se accede desde Chacra 30 a 850 msnm. Desde allí se emprende una larga caminata de dificultad media que puede demandar ocho horas, en un trayecto de 13 kilómetros ida y vuelta.

El espejo se encuentra en un ambiente completamente helado durante el invierno y barrido por el viento y el sol intenso en el verano.

Desde la altura y siempre dependiendo del clima, se puede apreciar los lagos Lacar y Lolog, la estepa que se extiende hacia Junín, los picos más cercanos como el Chapelco Grande y el Cerro Azul, y hasta incluso el Volcán Lanín.

Hasta allí pensaba llegar Ricardo cuando la niebla y una caída se lo impidieron. No obstante,en medio de la angustia de familiares y amigos fue hallado pasado el mediodía en la estancia Pailacura. Luego llegaría la atención primaria y posterior traslado en helicóptero para ser observado en el Hospital Ramón Carrillo.

La aeronave aterrizó en horas de la tarde en la cancha de Polo del Ejercito Argentino. El joven en camilla y exhausto se fundió entonces en un conmovedor abrazo con su familia. Lo que era angustia devino en alegría ya en superficie y el mal trago tan pronto se convertirá en una historia que en los próximos días relatará una y otra vez hasta convertirla en anécdota.

Parrafo aparte, para el encomiable trabajo de los socorristas que hicieron posible su hallazgo en condiciones meteorológicas hostiles,en particular durante la jornada de sábado.

Trabajaron efectivos de fuerzas e instituciones como Bomberos Voluntarios, Ejercito Argentino, Comisión de Auxilio SMA, GEOP de la Policía de la Provincia, ICE del Parque Nacional Lanin, vaqueanos, personal de distintas estancias y enduristas.

Te puede interesar