Cansado de la cuarentena, un café de Bariloche prohibe ingreso a políticos

Regionales 03 de agosto de 2020 Por Redacción
La gota que rebaso el vaso fue la restricción para circular los domingos que impidió vender bajo modalidad "take away". El propietario del negocio entiende que solamente empresarios y trabajadores pagan el costo de la pandemia.
bolson-franquicias

En medio de la aguda crisis que atraviesa el sector gastronómico, Jose Sojo, propietario de Cafe Delirante de la ciudad de Bariloche, tomó una curiosa medida para manifestar su rechazo a la clase política que en virtud de la pandemia se vio obligada a tomar medidas restrictivas en una ciudad donde los casos ya ascienden a más de 220.

Haciendo uso del "derecho de admisión" anunció la  “restricción a la atención de políticos y funcionarios jerárquicos, en solidaridad con las pérdidas económicas generadas por el coronavirus”. No así con aquellos que donen el 25% de su dieta, como lo resignan sus empleados. La medida alcanza a funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

La controvertida decisión que despertó solidaridad y desacuerdo, surgió a partir de las diferentes acciones implementadas por los Ejecutivos en el último tiempo que -a su entender- dificultan el sostenimiento del negocio. La gota que rebasó el vaso fue la prohibición para circular -que pesa en la ciudad- los días domingos que impiden que la sucursal de Cerro Catedral, operase como lo hacía una semana atrás bajo la modalidad de "take away"

“Prohibieron toda circulación los días domingos. Esta sucursal, al estar en el complejo, funcionaba únicamente para llevar, y como el esquí solo está habilitado para residentes, los domingos eran el día de trabajo más importante” explicó Sojo.

En ese sentido, consideró comprensibles las medidas en función de la emergencia sanitaria pero entiende que los únicos que pagan las consecuencias son los empresarios y trabajadores.

El propietario de Delirante tiene cinco bares. En el ultimo tiempo la venta por canales virtuales impidió una abrupta caída y permite al menos vislumbrar un horizonte para sostener los puestos de trabajo, en principio hasta fin de año.

Te puede interesar