Un sueño a pulmón se echó a rodar por las calles de la ciudad

Finalmente la EPET 21 presentó el auto eléctrico con el que competirá en el Desafió Eco a celebrarse en el Autódromo de Buenos Aires. Acá te contamos todo lo que tenés que saber. 

Esta tarde estudiantes de la EPET 21 estrenaron el auto eléctrico que competirá en la carrera Desafío Eco, el próximo 18 de noviembre en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez.

En la Costanera del Lago Lacar, estudiantes y docentes que trabajaron en el proyecto presentaron en sociedad la flamante máquina monoplaza que lleva el número 56

Además realizaron la primera prueba en público donde el auto que compartirá pista con otros 80 vehículos fabricados por escuelas técnicas de todo el país,  se comportó de manera confiable.

Una vez que se echó a rodar por la Costanera, la satisfacción en el rostro de los jóvenes y el aplauso de los presentes rubricaron un día inolvidable para la comunidad educativa de nuestra ciudad, que es motivo de orgullo para todos los sanmartinenses

Los chicos trabajaron hasta poco antes del estreno del coche, pegando calcomanías en el rodado y reparando en cada detalle para que todo salga conforme a lo previsto.

Gabriel Rodríguez, Regente de la institución, se mostro satisfecho por el logro de poder construirlo en tan poco tiempo. Calificó como “un éxito” que el auto ya este andando.

 

 

Poco más de dos meses demandó ponerlo en funcionamiento, el tiempo en que la escuela recibió el motor, regulador, la batería y las cuatro ruedas.

A contrarreloj, los chicos, trabajaron en el taller para hacer realidad el sueño de ponerlo en pista. Durante largas horas -que demando incluso fines de semana y feriados-  hoy la promesa es una firme realidad.

La máquina eléctrica será embarcada mañana con destino a Buenos Aires. En tanto los estudiantes arribaran a la capital porteña el próximo viernes 16 de noviembre.

Serán seis los estudiantes que viajarán acompañados de dos docentes. Y tres  los pilotos designados para manejar la nave insignia de la EPET 21, entre ellos una mujer y dos varones.

El auto costó $80 mil pesos y es solo el primer paso de los muchos proyectos que tiene la escuela. Entre ellos la conversión de autos de explosión interna a eléctrica, en el que ya las autoridades están trabajando.

La construcción fue posible gracias a los  aportes del sector privado e instituciones. También hubo colaboraciones de  dinero en efectivo, herramientas y mano de obra

Además hubo una línea para efectuar donaciones y ayuda económica del Concejo Deliberante.

Incluso los chicos hicieron rifas y venta de ravioles para poder terminarlo y costear el viaje.

Respecto a la carrera per se, Gabriel Rodríguez confió en dialogo con este medio “Que gane o salga ultimo no tiene ninguna importancia por todo los que se consiguió en estos casi tres meses de trabajo”

Y concluyó “Estamos muy contentos, no podemos pedir más. Se hizo un gran trabajo y ahora los chicos van a hacer posible este sueño”

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter