“Sólo ven los problemas más visibles y cuando se preocupan por buscar soluciones son solamente parches”

La postura de los profesionales de la Salud, tras la aprobación del Convenio Colectivo de Trabajo del sector. Entrevista al Dr. Roberto D´Angelo, miembro de Comisión Directiva Provincial de SiProSaPuNe.

El  controvertido acuerdo recientemente firmado por el Gobierno, ATE y UPCN abre el debate en cuanto a los riesgos que –según advierten los profesionales del área-el mismo presupone para el Sistema Público de Salud  y sus trabajadores en la provincia.

Mientras tanto SiProSaPuNe (sindicato que nuclea en Neuquén a los profesionales de Salud) continúa su lucha por vía judicial para obtener  la personería jurídica que finalmente convalide su participación en las negociaciones.

El Sur también existe  entrevistó al Dr. Roberto D´Angelo miembro de Comisión Directiva Provincial de SiProSaPuNe  para conocer –entre otros temas- las consideraciones de los profesionales sobre el convenio y cómo se dará la participación del sindicato en la reglamentación del mismo.

¿Cómo podría describir la situación que atraviesan el  Sistema Público de Salud  y sus profesionales en la provincia?

En relación con el recurso humano, la situación del área de Salud está complicada desde hace años, incluso antes de haber iniciado el proceso de negociación colectiva. Ya en el año 2006 teníamos dificultades porque la herramienta remunerativa para contratar era la de escalafón general y siempre fue inadecuada.

A fines del 2007 se modificó la Ley de Remuneraciones creando el escalafón Salud  y ahí hubo un cambio porque muchos adicionales que estaban mal precisados se modificaron y empezaron a tener características de herramienta contractual, aunque imperfecta, de hecho esa ley quedó muy acotada por la restricción presupuestaria.

Del 2011 –año en el que tuvimos una crisis importante por la pérdida de recursos-a la actualidad continuamos caminando hacia atrás, la dedicación exclusiva se siguió desvalorizando y en estos últimos años de mayor inflación. el salario de salud quedo muy retrasado. Sumado a esto  habiendo una masiva cantidad de jubilaciones -por una cuestión de sincronía- no conseguimos reponer ni siquiera un 50 por ciento de los puestos que fueron quedando libres y en algunas especialidades críticas eso resulta más difícil.

Básicamente lo que quedó pendiente es la carrera sanitaria es decir el desarrollo de los trabajadores a lo largo de su vida laboral activa, los mecanismos de concurso interno para promoverse dentro de la carrera y también para movilizarse dentro de establecimientos del Sistema.

¿Cuál es la situación actual de SiProSaPuNe en su lucha por obtener la personería jurídica? ¿Cómo los afecta esto en la negociación?

Desde mediados del 2017 estamos en la misma situación que se encontraron todos los otros sindicatos de profesionales del resto del país, judicializándola. La Federación de Sindicatos de Profesionales de Salud Pública (FESPROSA) obtuvo su personería  por vía judicial tras muchos años y las 7 provincias que también ya tienen sindicatos con dicho reconocimiento lo obtuvieron por el mismo camino. En nuestro caso, el plazo para que el Ministerio responda por nuestra inscripción gremial y posterior personería se venció y ahora tienen que responder a la intimación que hizo la Cámara Laboral en Buenos Aires.

No estamos así porque queremos sino porque hemos tenido todas las trabas posibles, ni al Estado ni a los gobiernos provinciales ni a los otros sindicatos les interesa la negociación, si nos pueden tener lejos mejor, esa es la cruel realidad. Hoy estamos a un paso de que salga la inscripción, somos una entidad de primer orden pero que tiene una entidad de segundo orden con personería por lo cual la haremos valer para que en el marco de la ley se nos tenga en cuenta.

¿Cómo evalúa el sindicato el Convenio Colectivo recientemente aprobado?

El resultado final  muestra que perdió algunas definiciones  que tenía la Ley de Remuneraciones e incorporó algunos derechos que en otros sectores del Estado ya estaban convencionados. El CCT quedó sumamente desprolijo y no se sabe cómo se van a aplicar algunas de las herramientas que están instaladas que son las más importantes, para terminar cubriendo la tarea extraordinaria, distribuir el recurso  hacia el interior (que es donde más cuesta retenerlo) y para que se comprometa y continúe con un régimen de dedicación exclusiva, de bloqueo de titulo que evite el conflicto de interés.

¿La continuidad del citado régimen se constituye como un punto central en la discusión?

La devaluación de la dedicación exclusiva, sumada a  la creación de la figura llamada rendimiento óptimo es lo que nos tiene enfrentados con el ministro (Ricardo Corradi Diez)

El tiene una convicción personal  y tal vez acompañado por la Subsecretaria (Alejandra Piedecasas) que eso puede ser solución porque -según entiende- a la mayor parte de los profesionales médicos les interesaría trabajar en los dos sectores: el público y el privado al mismo tiempo.

Esta es una interpretación que justifica porque con la oferta actual de la dedicación exclusiva no consigue interesados. La misma apenas llega a los 40 mil pesos de bolsillo para un ingresante con un bloqueo de título y con la obligación de disponibilidad para cubrir tanto tarea extraordinaria, como tareas en otras áreas y eso no convence a nadie.

Surge –así-un conflicto que no es de articulación público- privado sino de repartir entre ambas esferas lo que conviene más a cada individuo según el paciente y según la cobertura que  tenga,

Por otro lado toda esta visión que se introdujo con la figura del rendimiento optimo y con la devaluación de la dedicación exclusiva  está basada en una sola disciplina que es la medicina. Todo refiere  a un modelo medico- céntrico porque las otras profesiones que no son complementarias (como los bioquímicos o los farmacéuticos) son cada vez importantes dado que estamos yendo hacia una transformación de los sistemas  sanitarios.  En salud pasa algo que no pasa en el resto de las esferas del trabajo  que es que cuanto más avanza la tecnología en este caso la sanitaria  hace falta más especificidad , mas recurso humano, en contraposición con lo que ocurre con la robotización en las industrias.

¿A qué se refiere cuando habla de una mirada médico-céntrica?

Esta concepción es clara para estas autoridades y para otras anteriores también. El único problema que llegan a visualizar es el que ya se prendió fuego, el que esta emergente: el servicio que se está cerrando como el caso de Pediatría en Centenario o los servicios quirúrgicos que se cerraron por falta de anestesistas. No ven más allá. Si un laboratorio no funciona lo dejan a cargo de un técnico sin importarle al calidad que tenga si no hay farmacéutico dejan los que medicamentos los entregue cualquiera sin tener responsabilidad sobre aquello que se está haciendo. Sólo ven los problemas que están en el frente porque son más visibles y cuando se preocupan por buscar soluciones son solamente parches y lo hacen de cualquier manera y esta una de las causas más graves que tenemos que se nos desertifiquen los hospitales de menor complejidad.

¿Y estas decisiones cómo se reflejan en el día a día?

No tienen problema –por ejemplo-en cubrir puestos en zonas rurales con lo que consiguen, profesionales sin capacitación para hacer medicina general. Así han llegado a nombrar gente que ni siquiera hablaba castellano, porque  aunque parezca un chiste  tenemos un medico ucraniano que aun –pese a que lleva 10 años aquí-no aprendió el idioma y no saben dónde ubicarlo habiéndolo paseado por varios hospitales del interior.  Sólo se tapan baches porque  -tal vez- el profesional tiene capacitación pero viene con las prebendas que le aceptaron. Como tener un nombramiento de dedicación exclusiva pero cumplirlo a medias  por tener un arreglo de 10 días por 10 días cosas que estas conducciones vienen inventando y progresivamente han ido tolerando por la necesidad, Esto está produciendo un éxodo de gente que se va y ya no quiere pertenecer si muestra compromiso se abusan de eso y si le buscan una solución pasa a ser un problema mayor.

Son muy pocos los cuadros técnicos en el Nivel Central que entienden de que se trata y quienes lo hacen, a su vez acatan y obedecen decisiones equivocadas.

¿Cuáles son las correcciones que proponen para el convenio?

Cuando hicimos la presentación en la Legislatura en el plenario de comisiones llevamos un documento que tenia  los 19 puntos más importantes que creíamos que había que corregir tras  el primer análisis en lo  que corresponde al agrupamiento profesional exclusivamente. Ahora estamos revisando algunos puntos más que necesitan mayores aclaraciones para poder instrumentarse, porque aún las cosas que son positivas varias dan lugar a una interpretación ambigua.

La idea es plantear que se necesitan estos 60/90 días que hay de plazo, para crear una reglamentación, un mecanismo con frecuencia alta que cuente con la participación de Hacienda -que es el actor más importante para cualquiera de las reglamentaciones, porque si no está no se hace nada- y también de las Direcciones de Recursos Humanos y Organización de Establecimientos –ambas con injerencia dentro de la Subsecretaría- las cuales estuvieron al margen de la negociación del convenio. Porque esto afecta al funcionamiento, si no se acomodan y no se compensan los cambios de régimen que trae el CCT, con la cantidad de personal se van restringir servicios, que es lo que no debería pasar porque el mismo convenio declara -en su primer parte- que debe tenerse en cuenta todo para que se fortalezca y mejore el Sistema de Salud.

¿Cómo se dará la participación de SiProSaPuNe en la reglamentación del convenio?

Esta es una situación inédita, ninguno de los 14 convenios colectivos que desde el año 2013 hasta acá se sancionaron tuvo una reglamentación clara, no contemplan -ni en la ley 1974 ni en la redacción de los convenios-que la misma este a cargo de una autoridad de aplicación como ocurre con el resto de las leyes pero si se entiende  que la toma de decisiones tanto ejecutivas como organizativas del sistema le corresponden a la Subsecretaría de Salud, la reglamentación es su responsabilidad y  tiene que encontrar un mecanismo que de participación.

¿Cómo creen que se dará el camino para llegar a la instrumentación?

La Subsecretaria (Piedecasas) y el Ministro (Corradi Diez) tienen la intención que cualquiera de las Comisiones que trabaje para la reglamentación sean asesoras y reservarse el derecho de tener la última decisión, que toda asesoría sea no vinculante. Quedó demostrado que no es un mecanismo aceptable porque se han cometido demasiados errores. Entendemos que en este ida y vuelta los cuerpos técnicos: sean Direcciones de Hospitales, Jefaturas de Zona y todas estas Direcciones del Nivel Central del Sistema tienen que representar al Poder Ejecutivo  pero a los trabajadores los tienen que representar los 4 sindicatos. No estamos atribuyéndonos ni arrogándonos la representación de todo el conjunto de los 9000 trabajadores de Salud, tenemos un espacio de análisis y discusión de todo el agrupamiento profesional  bien entendido. de todos aquellos que tengan título universitario no importa cuál sea la disciplina que ejerzan.

Hoy no podría hacerse nada si no contáramos con determinadas actividades inclusive aquellas que ellos contemplan como de lujo, tan necesarias como un licenciado en economía sanitaria quien hace las evaluaciones de tecnología y el planteo estratégico- En este tiempo, tampoco se puede gestionar en una decisión a mediano plazo adecuada si no mejoramos nuestra estructura administrativo contable que es lo que siempre Hacienda nos ha cuestionado diciendo que Salud es dentro de los sectores del Estado uno de los que tiene ineficiencia en la utilización del gasto y la inversión.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter