“Si los ciudadanos no les marcamos la cancha seguiremos con la desidia”

Máximo Tholke puso manos a la obra y salió a pintar los baches de la ciudad. En charla con El Sur también existe cuenta los detalles de su iniciativa.

Hace pocos días su imagen cobró espacio en las redes ya sea tanto en grupos como en muros de Facebook, con reacciones disímiles que fueron desde el absoluto reconocimiento al humor convirtiendo a este ciudadano en acción, en protagonista de un meme rebautizado como Bacheman.

Muchos vecinos de la ciudad se preguntaron, si la demarcación de los pozos respondía a una iniciativa municipal con el fin de proceder al posterior arreglo de los mismos o si la mencionada tarea se constituía como una expresión de protesta. Pasadas las horas se develó misterio, el impulsor de la movida relató que es un vecino que transmutó su indignación en acción y puso manos a la obra.

¿Cómo surgió la iniciativa? ¿Qué te llevó a impulsarla?

Es una reacción. Lo vi hace unos meses, gente de Esquel lo había hecho con un pozo en la ruta. La semana pasada harto de agarrar el mismo pozo y ver que lo arreglan y se arruina con la primera lluvia fui a la pinturería. Allí me regalaron un par de aerosoles e hice muy poquitos baches en mi casa, agarré un saldo de pintura y después empecé a darme manija y a envalentonarme. Ya hice prueba y error con diferentes pinturas y así encontré la que más dura. Hay que pintar un par de veces cada bache y en eso estoy.

¿Cómo vas diagramando tu recorrido?

No hay una programación fuerte con respecto a los lugares si está enfocado a las arterias de entrada a San Martin de los Andes (Koessler-Acceso Norte-Perito Moreno) Estuve saliendo a la tarde se me sumo una vecina que condujo mi camioneta y eso me aceleró y me dio un poquitito más de dinámica. No entre al pueblo –todavía- pero es la idea. Nosotros tenemos la ruta más linda de la Argentina   que es un desastre, una desidia absoluta. Veo a Vialidad que no hace nada y nos sale una fortuna.

¿Y esto que te genera?

Tengo una indignación importante porque yo tengo una camioneta que no se rompe con los baches, que por suerte me la puedo comprar, pero ¿el de la moto -al que le salve la vida porque zafo del agujero-o el de la bici o la señora que rompió la cubierta? La verdad es que ha sido muy emocionante todo lo que ha ido pasando, no lo dimensionaba de esa manera.

A partir de estos recorridos ¿Pudiste contabilizar la cantidad de baches encontrados?

Creo que estamos hablando de entre 500 y 700.

¿Cuántos litros de pintura utilizaste hasta ahora?

Entre 80 y 90 litros aproximadamente.

¿Cómo se desarrolla una jornada de pintura? ¿Qué devoluciones te hace la gente en la calle?

Flor, mi vecina me acompaño dos tardes, que podía. Yo salí durante 5 cinco días, más o menos entre 4 y 5 horas cada jornada, me acompañaron mis hijos y mi sobrina. La recepción de la gente es increíble. Desde bocinas de agradecimiento, a gente que se detiene para alentar, ofrecer ayuda o hasta para hablar mal de los políticos, sumado alguno que pensó que los marcábamos para arreglarlos. Hay de todo, pero la mayoría mostró apoyo total.

Y tras el contacto con los vecinos durante estas jornadas ¿Qué reflexión hacés?

Creo que siempre nos quejamos de los que no hacen, desde nuestro lugar de comodidad. Hay que empezar a accionar para que la gente que supuestamente es idónea y cobra un sueldo haga lo que tienen que hacer, no es mucho más que eso. No puede ser que la entrada a San Martin de los Andes, una ciudad turística esté en el estado que esta. No puede ser que dejemos caer nuestra ciudad tan hermosa porque nuestros gobiernos lo único que hacen es armar plantas permanentes inoperantes que terminan no pudiéndose gastar un peso en otra cosa porque se lo lleva dicha estructura.

¿Recibiste algún contacto de las autoridades?

No, ninguno. Es importante aclarar que no tengo nada en contra de ningún gobierno ni de ningún funcionario ni mucho menos, lo que tengo es una indignación general dado que, si dejamos caer esto, después para levantarlo va a costar mucho más y se va a tornar imposible. Mi postura es: vamos por la solución real no por ver si le gusta a uno o le conviene al otro. No estoy pensando eso, fue algo totalmente espontaneo y quiero que así se mantenga.

¿Cómo puede colaborar la gente con tu iniciativa? ¿De qué manera pueden sumarse quienes quieren colaborar?

Convocar gente a la ruta no me parece piola, es peligroso, pero si cada uno quiere marcar un bache y así sumarse por su cuenta está buenísimo. Para colaborar con pintura y pinceles en la pinturería que está en la avenida Koessler hay una ficha a nombre de Max y allí deberán hablar con Facundo quien nos ayudará con los precios de los materiales. Quien se acerque no necesita comprar nada en particular, solo donar lo que puede o lo que considere.

¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa?

Cuidarnos (nosotros, el ciclista, el de la moto, la ambulancia, el patrullero, el camión de Bomberos) ese es el origen de esto y después también la protesta a los funcionarios que le corresponde. Nosotros como comunidad tenemos una carga impositiva importante y el manejo de la guita que ellos dicen que invierten y sin embargo administran porque no es de ellos hace que la cosa no funcione “Porque nadie se queja” tal como me dijo un funcionario en una situación al preguntarle porque no se asfaltaban distintos barrios. Hay que trasladar esta cuestión a todas las áreas en las que uno no este conforme ni contento porque si no le marcamos la cancha nosotros los ciudadanos comunes va a pasar lo que viene pasando hasta ahora, la desidia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter