Se llenó de «Fititos» y devino la nostalgia

Hasta el próximo domingo se llevará a cabo el Encuentro del Fiat 600 Club. Como parte de la actividad este jueves más de 150 autos del modelo posaron junto al lago Lacar.

Ese amigo del hombre llamado Fiat 600, fiel ladero que supo conquistar a las masas y a bolsillos modestos para meterse de lleno en el corazón argento arribó este jueves en caravana a San Martín de los Andes, como parte del 17mo Encuentro del Fiat 600 Club que este domingo culminará en Bariloche y del que participan más de 180 inscriptos de todo el país.

Volante de madera, tapizado de cuero y capot levantado para impedir que recaliente el motor recuerdan a este pequeño gigante que no supera los 125 km/h y cuyo sonido del motor es inconfundible.

Este jueves esos bólidos hermosos, como miniaturas propias de viejas colecciones de repisa, se posaron uno al lado del otro para desafiar la mirada del Lacar y ganar por unos segundos su atención como la de los curiosos que se detenían para tomar una foto o conversar con sus dueños que como trofeos exhibían sus máquinas con orgullo.

«El viaje fue espectacular como así también la experiencia de compartir una misma pasión» nos cuenta Diego mientras disfruta de unos mates en compañía de su familia.

Al lado Rubén cuenta estar cansado después de un largo periplo. «Venimos de Tucumán, tengo las piernas cansadas» relata -mientras sonríe- como si hubiera logrado una proeza, al tiempo que abre la puerta del chiquito para que los curiosos puedan apreciarlo.

El modesto “fitito” nació en Italia en 1955 y llegó a nuestro país a principios de los 60’. En Argentina se fabricaron 172 mil unidades. Los primeros en llegar fueron importados desde Italia en 1958. En abril del 60 la automotriz Fiat Someca S.A inicio el ensamble con el entonces presidente Arturo Frondizi. Luego llegaron distintas versiones: Fiat 600 D, Fiat 600 E, Fiat 600 R. El último fue el Fiat 600 S que se dejó de hacer en 1982.

También se fabricó en España, Yugoslavia, Chile y Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *