Se calmó el Villarica y la alerta cambió de color

Pasó de naranja a amarillo.

Autoridades del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) resolvieron regresar la alerta a color amarillo tras constatar una merma de la actividad sísmica al interior del cráter del macizo.

Cebe recordar que por un cambio anormal en su comportamiento desde el pasado 9 de septiembre se había decretado la Alerta Naranja debido a la ocurrencia de explosiones menores en la parte superior del volcán.

«Con este nuevo escenario de menor magnitud, no existiría ningún tipo de afectación sobre territorio Argentino, siendo la afectación solamente local sobre territorio Chileno», justificaron desde el Segemar, organismo a cargo del monitoreo a través de su Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica (OAVV) .

No obstante indicaron que «Continúa la tendencia general a la baja en la actividad sísmica» aunque ya «sin registro de señales explosivas«. Por lo que «puede considerarse que los parámetros de monitoreo han retornado a niveles habituales para el sistema volcánico.»

Por último explicaron que «La actividad actual del volcán Villarrica implicaría la ocurrencia de explosiones menores asociadas a la intensificación de la dinámica de lago de lava, que a su vez podrían generar procesos volcánicos de alta energia como la proyección de fragmentos balísticos y escorias hasta 1 km en torno al cráter.»

Cebe señalar que a diferencia de la alerta naranja que se declara por variaciones significativas en el comportamiento del macizo, el cambio a color a amarillo representa aún inestabilidad al interior del cráter aunque con explosiones menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *