Preocupa la baja en los niveles de ríos neuquinos

«Tenemos una década desgraciada» producto de la sequía, manifestó Elías Sapag, representante de Neuquén ante la AIC.

Elias Sapag, representante de Neuquén ante la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), se refirió a la delicada situación que atraviesan los río de la provincia debido a la baja de sus niveles en la última década. En el caso del Limay aseguró el descenso llega al 20% y en el caso del Neuquén al 30%.

La situación representa una afectación en la generación de energía hidroléctrica, siendo que la provincia aporta al sistema Interconectado Nacional 4500 megas de energía. Del mismo modo sucede en el suministro de agua potable para usuarios y sectores productivos ya sea recreación, turismo, agro e industria.

«Es una situación que viene siendo y es grave», aseguró Sapag en declaraciones a Radio nacional SMA y añadió: «Tenemos una década desgraciada. Han bajado los caudales al 30 % en el río Neuquén y el 20 % en el Limay, es decir perdimos en capacidad de generación hidroeléctrica. Esto nos ha llevado a hacer manejos restrictos del agua para tener reservas en las represas», amplió.

Además concentró el mayor problema sobre uno de los cauces. «En el Limay podemos retener porque tenemos cinco represas pero en el Neuquén tenemos una y eso es un problema», dijo Sapag.

Por este motivo el funcionario se encuentra en Buenos Aires para reunirse con funcionarios de Nación a los fines de dar a conocer la problemática y conseguir una solución.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter