Piedra libre al Escondido

Organizada por FIPCA militantes ambientalistas marcharán por la “soberanía” del lago.

Organizaciones sociales, políticas y ambientalistas realizarán desde el próximo viernes 22 de septiembre y hasta el 1 de octubre una “marcha por la soberanía de Lago Escondido”, donde actualmente se encuentra la propiedad del magnate ingles Joseph Lewis.

La misma se fundamenta en el cumplimiento del artículo 73 de la Constitución de la provincia de Río Negro que prevé “el libre acceso con fines recreativos a las riberas, costas de los ríos, mares y espejos de agua de dominio público”.

En 2009 el Superior Tribunal de Justicia dictó sentencia favorable para que el Estado rionegrino garantice el acceso al espejo y en un plazo no menor a 120 días habilitará los senderos que conectan con el mismo.

Actualmente para llegar al Escondido hay dos caminos: por un lado, el público –conocido como Cajón de Azul– riesgoso por su complejidad, que sólo puede ser transitado por deportistas entrenados y montañistas; y por el otro el sendero Tacuifi que une el paraje El Foyel con el lago y que será el utilizado en está ocasión.

Con el objeto hacer visible el reclamo, los activistas recorrerán sus 34 kilómetros con el fin de realizar diversas acciones que incluyen “la construcción del pasaje del  Río Foyel, la señalización del camino público de Tacuifí, la instalación del campamento base a orilla del lago, la demarcación del camino de sirga” y la realización de actividades “lacustres y recreativas”

Ya el año pasado, los activistas efectuaron la primera travesía –de más de 34 kilómetros- que demandó 6 días de caminata entre la ida y el regreso con acampes intermedios

 “En una primera parte es transitable pero el último trayecto que va desde el refugio Los Laguitos pasando por el Lago Soberanía y el Lago Montes para llegar a Lago Escondido, es un camino de montaña impracticable. Es imposible que la gente común pueda por este lado acceder al Lago.” dijo en aquel entonces luego de la travesía, Julio Cesar Urien, titular de FIPCA

Una vez allí registraron imágenes y filmaron un documental que denuncia algunas irregularidades como la navegación de una embarcación a motor –actividad náutica prohibida- y la presencia de fogones en los jardines de la mansión del empresario con el consecuente riesgo para una zona boscosa.

La actividad organizada por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua pugna por “la defensa de los derechos ciudadanos en la utilización de los espacios públicos”

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter