“Me considero escritor barrial, un obrero de la palabra”

De cara a la presentación de la segunda edición de su libro Flores de Papel, el poeta local Andrés Aburto dialogó con El Sur también existe.

Flores de papel es una pincelada de color a un paisaje opaco y anodino. El tallo que emerge allí donde pareciera que nada puede crecer. El disparador creativo de decenas de poemas cuyas letras saben a bosques y aromas, a personas y caminos, a huellas y senderos.

Flores de Papel es el título del libro que el escritor y poeta local Andrés Aburto estará presentando el próximo domingo a las 19.30 hs en la Sala Gunther Blass del Centro Cultural Cotesma.

Es además la historia de una mujer longeva que en medio de la crítica situación de nuestro país en 2001, salió a la calle a ganarse la vida yendo casa por casa de su barrio Cordones de Chapelco, vendiendo sus flores de papel, lo que motivó el título del poemario.

Desde ese lugar cuenta Andrés y desde allí es mucho más sencillo explicar la esencia de su obra, impregnada de una sensibilidad que entiende en el otro su crecimiento espiritual y artístico.

Un día cualquiera entre mate y mate, mientras la tarde invita a reflexionar sobre su poesía, deja caer cada palabra con la prudencia de quien conoce el valor de las mismas.

En dialogo con El Sur también existe arranca recordando a aquella mujer que inspiro al título de la obra

“El título es muy simbólico. Vendía para subsistir flores de papel. Ella fallece al tiempo y yo me quede pensante en su legado, porque bajaba todas las tardes por el barrio y a veces venía con el cabo vacío. Mucha gente le compraba porque la apreciaban o por la situación de que una persona de avanzada edad tuviese que vender flores en la calle. Ese ejemplo para mí era implícitamente un mensaje de esperanza ante una situación adversa. Entonces como un reconocimiento a ella pensé que iba a ser un hermoso título para recordarla”

El libro además es un homenaje a Miguel Camino, el primer escritor sanmartinense con el que Andrés se siente identificado y al cual le dedicó un poema.

“La idea es hacer un reconocimiento simbólico al pueblo, a la gente. Conocer la historia de él, la de hacer una poesía para todos. Yo cuando escribo intento también hacer una poesía para todos, que conserve el paisaje, la belleza, su gente y que pueda llegar al otro. Encontré mucho de eso en su biografía. Cada letra que construyó en ese San Martín de los Andes de época”

El momento más íntimo de la creación y el valor de la palabra como vehículo para trascender están de manifiesto en el devenir de la charla.

“Me considero escritor barrial, un obrero de la palabra. La poesía es la oportunidad de comunicarme con el otro y con lo que tengo alrededor, con el mundo. Las palabras hacen que las distancias sean menores y acerquen. Lo más difícil para un escritor es poder llegar al lector, cuando cruzas esa línea es más fácil todo”.

Al momento de la inspiración, los artistas necesitan conectar con aquello que permita profundizar el vuelo, crear imágenes e ir más allá de lo pensado e imaginable.

“La música forma parte de un factor importante a la hora de la inspiración y cuando se elige tener una ventana hacia las emociones. Si no te emociona una canción que le llegó a un montón de gente creo que algo anda pasando por dentro de esa persona. Todos los que tratamos de llegar al otro, intentamos ver más allá, ser sensibles y nutrirnos de imágenes y sensaciones que alimentan el alma”.

Claro que a la hora de componer tampoco olvida el entorno del paisaje

“Eso tiene un valor inmensurable, tener un lago, montañas, te hacen tener una ventaja. Cuando leía la semblanza de Miguel Camino me ponía a pensar en el San Martín de la época. En una parte relata de que miraba el Lacar mientras escribía y yo decía como no escribir teniendo este entorno natural, teniendo todo para poder imaginar, crear, pensar y repensar”

Andrés aún recuerda sus inicios cuando alguien confió en sus escritos ayudándolo a concretar el sueño de editar. Del mismo modo, intenta transitar esa huella ayudando a los demás. Aún tiene fresco la presentación de su primer libro

“Esa noche me dijeron dos cosas, por un lado, que siga escribiendo y por este camino, que no afloje y las segunda que no me olvidara nunca del lugar de donde venía, y pude cumplir con las dos. Aporte la ganancia a través de mis libros para editar escritos de otros chicos. Incluso con la primera edición de Flores de Papel se pudo financiar el Concurso Letras Jóvenes 2 que hicimos con La Grieta”.

Para concluir y mientras prepara su nueva obra de poesía y relatos que llevara el título de “Fuego y bronce” parafrasea a un escritor para desnudar su generosidad

“Trato siempre de compartir, de ser solidario con del lado y generar ambientes en el que todos puedan mostrar lo que hacen y crecer a la par. Considero importante esta frase de Julio Ramos que dice “el que guarda nunca tiene”.

Presentación

La presentación de la segunda edición de Flores de Papel contará además con la presencia de Gustavo Tutanovski, quien estará compartiendo su nuevo trabajo en la previa a su concierto en el Centro Cultural Cotesma. También estará Cristina Venturini, quien escribió el prólogo del libro y Ana María de Mena, autora de “Semblanzas de Miguel Camino”, quien mostrara su trabajo periodístico y fotos inéditas del escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *