Los glaciares de la Patagonia, entre los que más retroceden por el deshielo mundial

Según una investigación sobre el comportamiento de los macizos en todo el planeta.

Producto del cambio climático los glaciares retroceden a pasos gigantes, según se desprende de un estudio liderado por la Universidad de Zurich publicado en la revista científica Nature que indica han perdido 9.600 millones de toneladas de hielo entre 1961 y 2016, con mayor incidencia en las últimas tres décadas.

La situación es más preocupante porque en tercer lugar, entre las regiones que mayor masa graciaria han perdido, se encuentran los hielos patagónicos de Los Andes, que han disminuido su proporción a razón de -1208m ton, sólo por debajo de Alaska (-3.019 millones de ton.), y los glaciares que bordean a Groenlandia (-1.237 m.ton.) . Y por encima de las regiones árticas de Canadá y Rusia.

El estudio fue realizado en base a datos obtenidos de distintas misiones satelitales sobre 19 regiones de todo el mundo. Como consecuencia del derretimiento, el nivel oceánico creció 27 milímetros, lo que expone aún más la gravedad del caso.

En lo que respecta a las formaciones argentinas, un ejemplo claro es el Upsala que se retiró 3 kilómetros en los últimos 15 años; a contramano del Perito Moreno que mantiene un equilibrado volumen con avances y retrocesos.

“La gran contribución de los Andes a las pérdidas totales se debe principalmente a los dos grandes campos de hielo en la Patagonia, que tienen una alta pérdida específica, es decir, promediada por metro cuadrado. Esto sucede porque las series de tiempo son demasiado cortas y escasas, por lo que la comprensión del proceso y la respuesta de los glaciares al cambio climático es limitada», detalló el investigador Frank Paul, uno de los coautores del documento en dialogo con el diario Ambito.com.

A la inversa, durante los 55 años analizados, la única región en la que aumentó el hielo fue el suroeste asiático, donde creció 119 gigatoneladas.

El cambio climático genera perjuicios a actividades relacionadas con la vida humana ya que el fenómeno implica menos agua para las personas y para regar los cultivos, así como menos energía hidroeléctrica y una suba de los nivele del mar.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter