Las PASO desde al aula al set de filmación

Alumnos porteños del Colegio de la Ciudad a través de un spot concientizan sobre la importancia del voto joven. Comparte los alcances del proyecto su vicedirectora, Yamila Haime.

Yamila Haime es docente y vicedirectora del Colegio de la Ciudad, establecimiento de Nivel Medio porteño cuyos alumnos recibieron -entre likes y retuits- múltiples reconocimientos, al replicarse en redes un tutorial realizado por ellos, que nació en las aulas y que busca explicarnos todo lo que hay que saber a la hora de votar.

El Sur también existe conversó con la educadora para reflexionar sobre el vínculo entre los jóvenes y la política y analizar también cuáles son los fundamentos que movilizan a los estudiantes a participar sin perder de vista el rol de la escuela como orientadora.

¿Cómo surge el proyecto que dio lugar al tutorial que pudimos ver en redes?

En el colegio desarrollamos un trabajo y una mirada sobre la educación que busca que nuestros alumnos tengan un pensamiento crítico sobre todo lo que pasa a su alrededor. Siempre decimos que queremos que sean pibes burbujeantes y no que vivan en una burbuja.

Por lo tanto, en este año electoral pusimos mucho trabajo en poder acercar a los pibes a la responsabilidad ciudadana que significa votar y para ello hicimos varias cosas: diferentes capacitaciones que tuvieron que ver con: que se elige, como se piensa el voto y cuál es su importancia. Además, el colegio cuenta con su Centro de Estudiantes y fue desde allí que organizaron un debate con representantes entre tres de las fuerzas que compiten.

¿Cuál fue el punto de partida para llevar adelante esta tarea en el marco del año electoral?

En las aulas desarrollamos clases especiales basadas en un material didáctico elaborado por nuestra Directora de Estudios, Flavia Affranchino, quien estuvo a cargo de la capacitación electoral durante el primer semestre. Dicho contenido fue el que dio lugar al guion del video. Además, los alumnos recibieron una capacitación denominada “Mi voto, mi elección” iniciativa impulsada por la Cámara Nacional Electoral, la UBA y el Gobierno de la Ciudad.

¿Y cómo se empieza a transitar este camino propuesto?

Considerando las que cosas que se hacen, que impulsan a los pibes a pensar críticamente más allá de las elecciones. Por ejemplo, en 4to año nuestros chicos tienen una materia que se llama Política Nacional que es un modelo de debate en el que en vez de participar representantes de provincias cuenta con la presencia más que de fuerzas de intereses políticos. El año pasado en dicho debate no sólo estuvieron representados los distintos partidos políticos sino además la Sociedad Rural, YPF y los medios. Este es un colegio que se mueve sobre un piso de mucha actualidad, no necesariamente –insisto-político partidaria, pero si vinculada con el lugar en el que estamos. Somos un colegio con mucho trabajo socio-comunitario en terreno, porque si bien hacemos colectas la idea es que metamos las patas en el barro y esto termina por generar un perfil de pibe. Una cosa es uno que entra en primer año y otra cosa es otro que empieza a transcurrir. Hay un trabajo transversal que hace el alumno sepa que está pasando, aunque esto no quiere decir que todos los chicos vayan a votar este domingo.

¿Cómo fue ganando espacio el interés entre los jóvenes y qué los sorprendió como docentes?

Siento que es un error pensar que hay un único punto de partida, cada pibe puede ser atravesado desde diferentes lugares, debe ser así. Creo que hay cuestiones muy personales y uno -como docente-tiene que poder encontrar las diferentes posibilidades para llegar a un pibe en su adolescencia, en la escuela. Vimos algunos chicos que están completamente impregnados por lo artístico y desde ese lugar fueron pasando cosas. Es fundamental pensar quien es el otro desde la mediación cultural como alguien que va a encontrarse conmigo con quien tengo un punto común y muchos diferentes. Hay un crecimiento de primero a quinto año, la receta creo que tiene que ver con las distintas posibilidades que tenemos para que algo los atraviese. Si pensamos que dando una clase todos los pibes van a estar interesados en las elecciones estamos metiendo la pata. Es encontrar los matices, sólo así es posible.

Y en este contexto ¿Cómo surge la posibilidad de filmar el spot que vimos en redes?

Después de tener el material didáctico y decidir que este no fuera solo de lectura sino algo para ver, invitamos a un grupo de 7 chicos y nos juntamos un día durante el receso de invierno. Previamente le mandamos el guion (los contenidos los habían trabajado en el aula) sin saber que lo iban a filmar. Cada uno leyó su parte y con sus palabras lo expresó frente a cámara. Fue una jornada divertida. Una vez terminado quisimos que se comparta porque vemos que para muchos pibes se torna muy complejo interpretar la estructura de candidatos o lo que representa votar en blanco.

¿Cómo se hizo el casting, cuál fue el criterio de selección de los actores?

Algunos por su militancia, otros por su frescura, otros porque venían poco participativos y pensamos que podía animarlos sentirse convocados. Aunque, luego un montón de alumnos quedaron enojados por no ser convocados, nunca es fácil eso (risas)

Desde su publicación- hace 4 días- periodistas, políticos, artistas lo replicaron en sus redes acompañando sus posteos con frases tales como: “Los chicos te lo cuentan”o” Protagonistas de este tiempo hicieron alto instructivo” entre los más salientes.  Al respecto Yamila Haime reconoce que la repercusión se constituye como una “locura que no esperaban” y agrega que por estas horas se sienten felices y agradecidos.

Desandando este camino en el marco de la formación que vienen recibiendo ¿Cuánto y cómo crees que la misma influyo al momento de impulsarlos a organizar un debate?

La actividad fue optativa para chicos de primero a quinto año (Participaron 160 jóvenes más de la mitad del alumnado) Nosotros los adultos nos quedamos afuera, aunque el Centro de Estudiantes como organizador nos pidió ayuda en cuestiones puntuales tales como: convocar a los invitados o pensar los tiempos de exposición. El resto lo manejaron solos fue un momento alucinante, de escucha total.

El evento se denominó “La Argentina que se viene: Juventud Política y Economía” por lo cual el temario tuvo que ver específicamente con eso. Preguntaron en relación con modelos económicos, recortes presupuestarios en ciencia, política económica y cómo esta influye en la en su educación –en el presente- y en la situación de las escuelas públicas.

¿Qué evaluación recibieron por parte de los invitados?

Se fueron fascinados, muy contentos. Los que lo vimos de afuera sentimos que fue maravilloso lo que pasó.

En tu rol como observadora ¿Cómo evalúas el nivel de respuesta de los candidatos?

Lo que aprendimos históricamente es que es un error llamar a adultos que son los que hacen campaña dura y se chicanean- En general invitamos a jóvenes y se vuelve más sencillo por cierto respeto mutuo que se tienen. Vinieron en representación de 3 fuerzas políticas una candidata y un candidato a diputado y la presidente de la FUBA, todos jóvenes. El debate lo hicimos previo al receso escolar por lo cual la cuestión más cruda y polarizada del cierre de la campaña no la vivimos. Se cuidaron mucho, en algunos puntos dijeron cosas muy parecidas.

¿Y cuáles fueron las sensaciones de los chicos post debate? ¿Cómo se abordó en las aulas?

Los que organizaron el debate son chicos del Centro de Estudiantes (La mayoría alumnas de 3ero y algunos de 5to) que se quedaron con la idea que no había sido un debate porque no habían discutido con lo cual fue interesante retomar este punto en los cursos. Según nuestro criterio lo vivido fue un verdadero debate con pregunta y repregunta.

Que marca fuerte imprimen los medios en relación con este punto.

Fue interesante hablarlo, decir “Bueno ojo que lo que ustedes creen que es un debate como puede ser Intratables no es lo que ocurrió. Para ellos –según su registro-como no se habían matado, no había sido en un debate.

¿Cuál fue la posición de las familias?

Fue una actividad organizada por los alumnos, el Centro de Estudiantes es una entidad que se maneja dentro de la normativa y los protocolos. Desde la institución no se le puede denegar la actividad política. Nosotros apoyamos y el Centro de Estudiantes tiene derecho a estos espacios. Además, el debate fue optativo, no así la capacitación porque acuerden o no sus hijos están en edad de votar y tienen que aprender a hacerlo. Porque no vamos a decirle a quien va a votar sino como hacerlo.

Más allá de la elección en sí, en el marco de este tiempo en el que se pone el foco en la juventud no sólo por su participación en la política -en el ámbito de lo partidario-sino en un sentido más amplio albergando otros debates ¿Cómo analizas el vínculo entre los jóvenes y sus militancias y cuál es el desafío–en este sentido-que deben afrontar la escuela y sus docentes?

Creo que el desafío consiste en que un pibe pueda dimensionar lo que está votando, que no es lo mismo que poner un sobre en una urna. Siento que el debate que se dio en torno a la ley de Aborto puso sobre la mesa el lugar de los legisladores a quienes uno muchas veces vota sin saber. No es solamente hablar de voto joven en tanto ellos pueden votar sino la responsabilidad que implica, que no sólo requiere educación sino entender la democracia, poder pensar críticamente y así asumir la ideología política con convicción y con compromiso. 

En nuestro caso como escuela privada debemos lograr que nuestros alumnos puedan salir. No se puede transformar lo que no se conoce, mandar una zapatilla a Jujuy no significa ser solidario significa lavar culpas. Pensar en los derechos de unos y otros tiene que ver con formar seres que no se si van a poder cambiar el mundo, pero van tener que repensarlo al menos.

Creo en reflotar el valor de la política que es tal cuando se hace y cuando no. Que es cuando se la defiende y cuando no se la nombra. Hay que abandonar esta idea que “Las escuelas adoctrinan, con mis hijos no y la escuela no se tiene que meter en nada” esa es una grave política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *