Estudio revela que grandes herbívoros salvajes contribuyen a la reducción de incendios

Así lo revela la  investigación de la Universidad de Tasmania, Australia. En nuestra región el Huemul –en peligro de extinción- es el ejemplar más grande del bosque andino-patagónico que se alimenta de vegetales.  

Repoblar ecosistemas de grandes animales herbívoros salvajes sería la clave para mitigar el impacto de los incendios forestales que año a año arrasan hectáreas de vegetación causando serios daños medioambientales en todo el planeta. La conclusión responde a un trabajo de  investigación de la Universidad de Tasmania publicado en Transacciones filosóficas de la Royal Society B.

“Estamos viendo un aumento en el impacto del fuego en muchas partes del mundo. La razón principal de esto es el cambio climático, pero la evidencia muestra que la pérdida de herbívoros silvestres también es muy importante», dijo el profesor Christopher Johnson.

Y agregó:  “Las temporadas de incendios son cada vez más extremas y los grandes herbívoros que solían comer gran cantidad de material vegetal y devolverlo al suelo han desaparecido. Esto cambia el paisaje y da como resultado la acumulación de más combustible para los incendios forestales”.

En nuestra región habita el huemul, mamífero herbívoro que se encuentra en peligro de extinción. Se alimenta de brotes de árboles, arbustos, hierbas y liquenes que encuentran en las rocas. Puede alcanzar los 100 kilos. La especie esta amenazada por la caza, la ganadería extensiva, la tala  y la introducción de especies exóticas como el ciervo colorado.

Actualmente se distribuye desde el Sur de Neuquén hasta la zona central del Parque Nacional Los Glaciares, limitándose a vivir en los sectores menos poblados por el hombre.

“Retener a los animales grandes que son responsables de estabilizar los ecosistemas y mantener la biodiversidad les permite a los propios animales hacer el trabajo de reparación en los procesos ecológicos, especialmente en los ecosistemas que han sido degradados por extinciones pasadas de especies. Pueden restablecer procesos ecológicos cruciales”, concluyó Johnson.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter