Esa maldita costumbre: 6 de cada 10 miran el celular mientras conversan

Una investigación de la Universidad Siglo XXI revela como la tecnología dificulta las relaciones humanas.

El uso compulsivo del teléfono celular afecta la vida social y por ende la interacción con los demás al punto de alterar el desarrollo normal de una conversación por la ansiedad que genera estar siempre atento a lo que la pantalla tiene para mostrarnos, aún a sabiendas que en la mayoría de los casos no haya nada interesante para ver.

Una encuesta de la Universidad Siglo XXI revela datos de interés, acerca del comportamiento de las personas celular de por medio en los encuentros cara a cara.

Un 57% de los consultados confesó «pispear» el celular mientras «sostiene» una conversación.

A esta acción se la denomina «phubbing». Algo habitual en tiempos de inmediatez donde todo sucede tan pronto que no hay registro de la importancia de disfrutar de los pequeños momentos de la vida, como charlar con un familiar o amigo o al menos practicar la escucha atenta.

Otros datos relevantes del sondeo muestran que el 13% de los consultados tienen una costumbre mucho peor. Es decir que por mirar la pantalla directamente interrumpen la conversación.

«Si bien el celular puede ser un instrumento que conecte a las personas, existe un riesgo que, por no poder dejar de prestarle atención en medio de interacciones sociales, uno ‘destrate’ a la persona que tenga al frente«, concluyó la investigación.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter