Consejos para disfrutar con los chicos de las vacaciones de invierno

Puntos Saludables dio a conocer una serie de recomendaciones para que niños y adultos disfruten del receso escolar.

Las vacaciones son el momento de disfrutar y planificar que hacer en ese tiempo libre en gran parte del año ocupado por las obligaciones escolares. A dónde ir, a qué jugar y qué comer son las preguntas habituales que los chicos hacen cada vez que se inicia un paseo.

Cuando realizan actividades lúdicas o de esparcimiento como correr, jugar, o aprender a andar en bicicleta, los niños liberan neurotransmisores de bienestar (la oxitocina y la dopamina) que juegan un papel fundamental en el desarrollo de su carácter y de sus relaciones sociales con otros niños.

Puntos Saludables, dependiente del Ministerio de Salud, dio a conocer una serie de recomendaciones para disfrutar en familia del receso mediante actividades que contribuyan a salir de la rutina lo que despierta y potencia los niveles de felicidad.

A continuación algunos consejos:

-Dejar que los hijos participen en la planificación de actividades para que no las vean como otra obligación más.

-Propiciar que los chicos de entre 3 y 6 años desarrollen nuevas actividades que les permita adquirir información, favoreciendo el saber, ya que a temprana edad la capacidad de absorción es mayor.

-Es valioso que los niños participen de la planificación de las distintas comidas durante las vacaciones.

-Mantener y respetar los horarios de comidas, es fundamental que sean libres de televisión, tablet y celular.

-Incorporar legumbres. El invierno es una buena instancia para fomentar el consumo de legumbres, ya sea en guisos o ensaladas tibias, al menos dos veces a la semana.

-Fomentar un adecuado consumo de verduras. Una buena opción es, las sopas naturales de verduras, como zapallo, zanahoria, tomate, acelga, espinaca, entre otras. Así también podemos incorporar budines, tortillas y guisos.

-Consumir frutas, variar el postre con distintas frutas de la temporada, ya sean frescas, cocidas o asadas; servidas solas o mezcladas con yogurt o algún tipo de cereal alto en fibra.

-Reducir el consumo de hidratos de carbono simples. Incorporar agua o jugos libres de azúcar, evitando los jugos y bebidas azucaradas.

-Disminuir el consumo de grasas saturadas, incluir de forma aislada los embutidos y alimentos altos en grasas saturada como la manteca.

-Sumar minutos de juego, de actividad física, de felicidad.

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter