Amazonas: La NASA precisó que el dióxido de carbono permanecería un mes en atmósfera

Una sonda espacial muestra altos niveles de concentración del contaminante producto del incendio en uno de los pulmones de la tierra que «produce el 20 por ciento del oxígeno del planeta» según el presidente de Francia Emanuel Macron

La NASA detectó altos niveles de concentración de monóxido de carbono como consecuencia del incendio que se desató el pasado 10 de agosto en Amazonas y que hasta entonces consumió 1 millón de hectáreas, lo que genera preocupación en la comunidad científico y mundial por el tamaño de la catástrofe en una amplia franja que comprende en especial a los países de Brasil, Bolivia, Paraguay y Perú.

El dióxido de carbono es el principal causante del efecto invernadero y como consecuencia del calentamiento global del planeta.  En la Cumbre de Paris de 2015 los países se comprometieron a “mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2° C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5° C, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático”. Aquella promesa parece hoy en riesgo tras el desastre en Amazonia, región que según declaró el presidente de Francia Emanuel Macron «produce el 20 por ciento del oxígeno del planeta».

La NASA explicó que este contaminante «puede viajar grandes distancias como persistir en la atmósfera durante aproximadamente un mes». Esto trae aparejado afectaciones para la salud por la contaminación del aire y problemas para el trafico aéreo regional y la navegación.

«Si bien a gran altitud, el gas tiene poco efecto en el aire que respiramos; los fuertes vientos -sin embargo- pueden llevarlo hacia abajo, pudiendo afectar significativamente la calidad del aire», sostiene el organismo.

Los niveles de contaminación fueron monitoreados mediante una sonda infraroja atmosferica -alojada en un satelite- que permite desplegar un mapeo general donde se puede observar el actual cuadro de situación, mediante distintos colores que muestran las zonas más afectadas.

En ese sentido la NASA observa que «El penacho de monóxido de carbono crece en la región noroeste del Amazonas y luego se desplaza en un penacho más concentrado hacia el sureste».

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter