“Al parir, cada mujer descubre la perfección y la sabiduría que traen ellas y sus bebes”

En el marco de la Semana Mundial por el Parto Respetado, bajo el lema “El Poder de Parir esta en vos” El Sur también existe converso con Hilen Moreno quien es partera y desde hace un año acompaña y asiste a familias de nuestra ciudad, en la maternidad de la Clínica Chapelco, para conocer aquello que representa pensar en un parto humanizado.

¿Cómo definís al parto respetado?

Es aquél en donde se tiene como protagonista a la persona gestante y al niño por nacer. Sin modificar su ritmo ni su tiempo, sin intervenciones innecesarias ni medicalización de rutina, dejando que sea libre y en movimiento para que la fisiología de la mama y el bebé trabaje como ella sabe dándole el lugar que merece.

¿De qué manera se desarrolla el proceso de preparación en el caso de la mama y que implica tu desempeño profesional a lo largo del embarazo?

Desde mi aporte, las acompaño a quienes desean en la Preparación Integral para la Maternidad (PIM o antes llamado curso pre-parto) a partir de las 26 semanas en un espacio que compartimos con Marina Corral (kinesióloga) y Paola Tiesso (instructora de yoga) Posteriormente-a partir de las 37 semanas- cuando comienza el término de la gestación, las empiezo a ver ya en el consultorio y nos mantenemos en constante comunicación.Establecemos un vínculo: nos conocemos, compartimos deseos, información e inquietudes, aprendemos y juntas planificamos el parto que desean. Por último, con el equipo prenatal evaluamos y así intentamos brindarles el acompañamiento que buscan.

Ante tu tarea de acompañar ¿Cómo construís el vínculo de confianza con cada mujer?

La manera en la que trabajamos es primero –antes que nada- escuchando cuáles son las dudas, incertidumbres y ansiedades que cada una de ellas nos van manifestando. La única manera es a través de la información fehaciente. Como profesional mi deber es poder brindarle toda información sobre toda temática que tenga que ver con el parto y el nacimiento para que luego puedan así tomar sus decisiones, esa es la clave.

Teniendo en cuenta el enorme caudal de datos que circulan vinculados tanto con el embarazo como con el parto en sí ¿De qué manera se aborda la información que trae cada mamá? 

Si cada una trae datos de otro lado, se respeta y a partir de ahí se aborda de una manera más clara porque por ahí lo que circula por todas partes a veces no es tan cierto. Se empieza a aclarar desde ese punto y con dicha información luego se van tomando las decisiones. Como profesional mi deber es poder contarles todo lo vinculado con toda temática que tenga que ver con el parto y el nacimiento, de modo tal que ellasluego puedan luego tomar sus propias decisiones, esa es la clave. En este sentido es importante también comprender que la información es una herramienta, pero no es más que eso. El estar informada no implica que la mamá venga y así logre parir humanizadamente.  El parto representa un momento de vulnerabilidad para la mujer donde estará allí buscando conectarse con ella y con su bebe por lo cual no podrá estar -a la vez- intentando recordar alguno de estos datos. 

Definiste al parto como un momento de vulnerabilidad para la mujer, hablaste de la necesaria búsqueda de conexión entre ella y su bebé ¿Qué debe hacer para lograrlo?

Necesitará desconectar su neo córtex(área cerebral vinculada con el razonamiento, el pensamiento lógico y la conciencia) y meterse para adentro, por esto resulta tan importante la preparación ya que es la única manera que pueda ir entendiendo: por un lado,la capacidad innata que tiene de parir, el poder que habita en ella y fundamentalmente que cada una de sus células tiene el mensaje y la información genética que sabe y podrá enseñarles a ella y a su bebe lo que tienen que hacer. Eso es el empoderamiento y es a través de este que van a lograr parir como desearon y planificaron.

¿Cómo se desarrolla tu tarea al momento del parto?

En el momento en el que ellas llegan a parir ya estoy yo acompañándolas y cuidando ese proceso como una guardiana. Simplemente protegiendo,tratando que este en armonía, con tranquilidad.Considerando si prefieren una luz tenue, si quieren música y atenta a queestén acompañadas por quienes desean. De esa forma, las hormonas van a trabajar tranquilas, la mente se va a poder desconectar y asípodrá lograr que la fisiología trabaje como sabe hacerlo. Estoy ahí todo el tiempo, veosí que tengo que hacer alguna entrada: para acompañar con alguna posición, odesde un movimiento, brindar una caricia o un masaje, o para ayudarla a respirar más tranquila. También para apagar las luces o bajar el volumen de la música. Voy viendo lo que hace falta y lo voy haciendo, siempre siguiendo las revisiones pertinentes que permiten evaluar el buen estado de salud de la mamá y el bebé. En ocasiones simplemente observo,busco no intervenir en vano para no interrumpir ese proceso que se va creando solo desde que la mama logra conectarse con su cuerpo y con él bebe y así dar a luz.

En el tránsito del embarazo y ante la preparación para el parto ¿Qué percibís que cada mujer logra aprender sobre sí misma?

Se reconocen, descubren su cuerpo y como funciona.Definen sus miedos, les ponen nombre. Perciben todo aquello que las habitaba y que no les era propio sino inculcado o aprendido de experiencias de otras. Descubren la perfección y la sabiduría que traen ellas y sus bebes, el poder que yace en los dosy sobre todo logran ver que no necesitan a nadie más para que todo suceda.

Personalmente ¿Qué te sucede como mujer al poder acompañar a otras en tan trascendente experiencia?

Para mi cada parto es un aprendizaje y una maravilla, me genera preguntas constantes que me llevan a descubrir lo que busca y necesita cada una, en ese instante. Se me llena el cuerpo de gozo al ver a una mujer pariendo llena de fuerza y poder.  A su vez siento gratitud por poder ser cómplice en ese momento de su vida, que me permita estar allí compartiendo con ellos, poderreflejarme en su mirada, entenderlas y desde allí acompañar.

¿Cómo nace tu vocación por esta tarea?

Surge después de recibirme y no entender que había estudiado y para qué. En la búsqueda de nuevos conocimientos es que descubrí el parto planificado en domicilio y desde ese paradigma comprendí que existía el acompañamiento desde el amor sin intervenciones. Como no enamorarme en ese reencuentro con lo que había decidido estudiar. Ahí aprendí a ser útil para las mujeres y desde un lugar de completo disfrute para mí.

Si tuvieras que compartir instantáneas que reflejen tu labor ¿Qué imágenes vienen a vos?

Siempre recuerdo el encuentro de miradas, esa conexión que se genera así. Las caras de gozo esa que dice Pude hacerlo. Rostros que explotan de amor y dicha.

Y tras ese hermoso camino compartido con las mamás, como viven el vínculo tras dar a luz.

Tras el parto es sólo hasta la habitación, luego compartimos mensajes y me mandan fotos y videos. Algunas pasan a compartir unos mates, me van actualizando y vamos celebrando los cumple mes. A veces también nos cruzamos en la calle y nos damos un abrazo.

Por último ¿Qué significa para vos desempeñar tu tarea en nuestra ciudad en el marco esta visión que representa el parto respetado? ¿Cómo se da el acompañamiento dela institución en la que trabajas?

Vine a vivir a San Martin por el trabajo, estuve antes trabajando un tiempo Chos Malal y allí conocí a Lilian Cardozo, la médica con la que trabajo. Ella me contó que la clínica estaba próxima a abrirse y la verdad es que era una oportunidad muy bonita dado que era una maternidad que comenzaba desde cero con muchos proyectos y con mucha amplitud, para dejarnos trabajar de la manera que nosotras deseamos, abiertamente en pos de un parto humanizado. Hoy conformamos un Equipo de Perinatal integrado por mujeres -en el que- entre todas trabajamos muy ensambladas y en equipo, con las mismas visiones. Eso también representa un plus. Desde la Clínica nos dejan imaginar, crear y tienen las ganas de que sea una maternidad humanizada centrada en la familia, eso es muy alentador para seguir desarrollándome como me gusta y sobre todo acompañada por una médica que me deja trabajar y hacer libremente.

Por Marcela Díaz/El Sur también existe

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter