«Quisieron matarnos y nos sembraron»

Lo dijo Estela de Carlotto, titular de Abuelas, en la charla abierta que brindó ayer en la Biblioteca 9 de Julio, ante un salón colmado.

En un auditorio absolutamente colmado, Estela de Carlotto, titular de Abuelas, brindó este martes una charla en la Biblioteca Popular 9 de Julio como parte de las actividades que tuvieron lugar en nuestra ciudad con motivo de la presentación de la Agenda de la identidad. Durante la mañana había estado en el Concejo Deliberante junto a los ediles locales.

Desde los primeros minutos la expectativa por ver a una mujer reconocida mundialmente en materia de derechos humanos se hizo ver en las demostraciones de afecto que los presentes pretendían coronar con una foto.

Otros respetuosos escuchaban con atención cada una de sus palabras. Como cuando se refirió al camino transitado por las Abuelas, de las que dijo Estela solo quedan seis en una lucha que seguirá latiendo por mucho tiempo más ya que se sumaron a la Comisión los 128 nietos recuperados que seguirán reclamando por Memoria, Verdad y Justicia.

«Llegamos a ser muchas más las abuelas pero algunas se fueron de la institución porque sus maridos las querían en sus casas, esta era una sociedad muy patriarcal» dijo recordando aquellos inicios -como diría una letra del cantante Ivan Noble- «en ronda acunada y tobillos cansados, remando al olvido y yugando el dolor».

En aquellos días de terror junto a su marido temían por la vida de su hija Laura, militante universitaria, a quien le sugirieron se fuera del país, aunque ella se negó. «Tenían ideales que los hacían fuertes» dijo con una tierna sonrisa. Y siguió: «Por eso nosotras aprendimos de nuestros hijos. Ellos nos enseñaron que cuando la Patria nos necesita a veces dar la vida es necesario aunque duela» concluyó.

Carlotto recordó haber sentido «miedo y pavura» aquella primera vez que fue a la Plaza de Mayo al ver la cantidad de militares con armas apuntándoles, caballos y carros hidrantes. Pese a eso «otras abuelas me tomaron del brazo y me dijeron que no tenga miedo y camine y eso fue lo que hice yo con las abuelas que se fueron sumando a esta lucha»

Para culminar sostuvo «quisieron matarnos y nos sembraron» , un claro ejemplo de lo que es la lucha de las Abuelas que lograron transformar odio en amor y en consecuencia de ser una pocas terminaron siendo adoptadas por infinidad de nietos anónimos que hoy defienden la causa más allá de banderías, en un gran consenso. En esa transformación cultural por la construcción de sentido, se refirió a la importancia de Nestor y Cristina Kirchner. «Ellos nos abrieron las puertas de la Casa Rosada , nos hicieron formar parte, sentirla como nuestra casa. Nos dieron oportunidades y respuestas satisfactorias a lo que pedíamos»

En relación con la gestión anterior y criticando el actual modelo neoliberal, manifestó «Ellos nos dicen (por el actual Gobierno) ‘creyeron que podían tener un plasma’, y nosotros les decimos que disfrutamos de un Gobierno que nos dio todo».

Respecto al futuro del país teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones pidió «encontremosnos en las coincidencias porque en definitiva somos todos diferentes».

También al inicio de la charla hubo espacio para hablar de San Martín de los Andes. «La ciudad la encuentro con ese clima que recuerdo de mi infancia y adolescencia donde vivíamos desprendidos de muchas cosa malas que ocurren hoy», dijo y agregó «me llamó la atención como la gente respeta el paso del peatón y los autos paran, allá (por Buenos Aires) tengo que rezar tres oraciones para que Dios me proteja (sonríe)»

En la previa al encuentro, Estela recibió distinciones otorgadas por Soledad Mora, secretaria general de ATEN SMA, Tamara Padron y Ana Ambroggi (Comisión de la Memoria) y representantes del Proyecto Nacional 30 mil Pañuelos por la Memoria. Posteriormente Tamara Padron recordó el trabajo de la comisión por conseguir que finalmente uno de los espacios de la ciudad lleve el nombre de Fito Teberna, sanmartinense desaparecido en la última dictadura militar. Acto seguido invitó a Estela a exhibir un cartel que decía «Espacio de la Memoria Rodolfo «Fito» Teberna Ya».

Ya en el final, Carlotto firmó ejemplares de la Agenda de la Identidad para luego reencontrarse con la gente quien la esperaba en la puerta de la biblioteca para sacarse la foto grupal y corear una vez más su nombre en medio de aplausos.

Antes dejo una frase de esas que prometen seguir latiendo fuerte «La memoria siempre es un ejercicio hacia el futuro».

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter