A los que aman como padres, feliz día!

Hoy familias y amigos se reúnen a celebrar.

Tal vez  despertaste y lo primero que hiciste fue llamarlo o tal vez no aguantaste y cuando fueron las 00 le dijiste cuanto lo querés.

Quizás no quisiste despertarte por no soltarlo, en ese abrazo que en un sueño vino a darte pero sin poder evitar lo inevitable abriste tus ojos y ante esa primera imagen que te regalo tu ventana no te hizo falta  tocarte el pecho para percibir que allí, en las pequeñas cosas, en aquella vida compartida, en esta que hoy transitas y quien sabe en cuantas otras, su amor: vive y vivirá en vos.

Y vienen a tu mente los que ya no están y sonreís: Vivencias, risas, rituales, consejos, lágrimas, viajes, canciones se apoderan de vos.

Un sinfín de instantes lentamente van edificando tu primera sonrisa en este día: seas o no papá. Porque todo esto que- inexorablemente- forma parte de vos logra que sientas el deseo de abrazar hoy a esos papás que más querés,  que tal vez no pueda ser el tuyo pero que son tus tíos, tus abuelos, tus primos, tus hermanos,  tus amigos, tus maestros y hasta  tu vieja que no dudo en aprenderlo todo  para puedas crecer en amor.

Las fechas son simplemente imposiciones –caprichosas, por cierto- y los roles son más profundos que un rótulo. La vida -tan sabia- te lo enseña.

Por encima de todo, celebremos  el amor y el encuentro: en los abrazos, en las palabras, en las mesas y en todos esos momentos donde alguien nos regaló una enseñanza de padre  que nos hace ser lo que somos  y que nos hace sentir el deseo de continuar este camino vibrando en amor.

A los que aman como padres, feliz día!

A los que hoy acarician una panza prometiendo mil tardes de juegos, a los que esperan ansiosos  un llamado que finalmente  tras una eterna espera, les traiga un sí.

A los que vuelven a andar en bici, a remontar barriletes,  juegan a las muñecas, se animan a cantar y bailar.

A los que aprenden a jugar a la play y son los mejores choferes  para eventos que tienen lugar en los horarios y con las distancias más incómodas.

A los que te enseñan a  amar esos colores que despiertan pasiones y con pasión son tu hincha número uno en todas tus decisiones.

A los que abrazan, besan, contienen, ríen y lloran con vos tengas la edad que tengas.

A ellos que pueden vivir en tu cuadra o a miles de kilómetros o simplemente en vos y que siempre sabes y sentís que están ahí: PRESENTES

A los que aman como padres, feliz día!

error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter